Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • sábado, 22 de julio de 2017
  • faltan 246 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Navidad en Carrión de los Céspedes con la Hdad del Rosario


Fran Granado. La Hermandad del Rosario de Carrión de los Céspedes ha vivido con especial sentido religioso el tiempo litúrgico de Adviento de la mano de la Stma Virgen del Rosario en el tradicional Caminito en compañía del Bendito Patriarca San José durante las centenarias Misas de Expectación o Jornaditas, los cultos más antiguos del pueblo que se han mantenido inalterables durante más de tres siglos. Una estampa entrañable que hemos contemplado en las nueve jornadas que rememoran el trayecto que hicieron los benditos peregrinos de Nazaret a Belén.

La noche del 24 de diciembre la parroquia de San Martín volvió a ser escenario del Nacimiento del Hijo de Dios, el Redentor del Mundo, el Príncipe de la Paz. La celebración de la tradicional Misa del Gallo volvió a congregar a familias enteras de Carrión en torno al portal en el que María mostraba la belleza de la sencillez y la ternura de Madre, arrodillada ante el humilde pesebre donde brotaba el Amor de los Amores. Un gozo que inundó las casas del pueblo en la jornada de Navidad con la visita del Divino Niño a todos los hogares para bendecir sus familias.

Tradición de cada 25 de diciembre que mantienen las madres y mujeres carrioneras, verdaderas garantes de la transmisión de la devoción rosarista en la villa del Marquesado de Céspedes.
Durante estos días pudimos contemplar en el altar mayor de la iglesia parroquial de San Martín, el Nacimiento que desde hace siglos preside la Stma. Virgen del Rosario de Carrión y su Divino Infante.

A partir del día 30 de diciembre, comenzamos a contemplar el testimonio de fe, amor y dulzura que nos muestra Jesús desde el pesebre durante el Octavario al Dulcísimo Niño Jesús o Los Pastores. Unos cultos en los que nos hemos unido a la Iglesia en las Solemnidades de Santa María Madre de Dios (1 de enero) y el Dulcísimo Nombre de Jesús (3 de enero), esta última celebración de hondo arraigo en la familia dominica a la que pertenece ésta Muy Antigua e Ilustre Hermandad desde su fundación en el año 1727.

Así, hemos llegado a la Solemnidad de la Epifanía del Señor en la que, un año más, se nos ha regalado la fe y la alegría de ser Hijos de Dios. Nuestra Amantísima Titular se presentaba sentada en su trono de Reina y con el Niño Dios en sus brazos, acompañada de San José y de los Magos de Oriente en el primer besamanos del año en el que Carrión se postra a la que se encomienda en el nuevo año que acaba de comenzar.

Desde aquí, queremos agradecer a los hermanos su participación en estos antiquísimos cultos de Navidad, a la Junta de Gobierno, a nuestro párroco Don Antonio, al grupo de camaristas y priostes, a los jóvenes y al coro de campanilleros por poner cada noche el sonido inconfundible de la Navidad carrionera, la que hemos heredado de nuestros padres y abuelos y la que siempre empieza de la mano de la Virgen del Rosario en el Caminito de la parroquia.

Redacción y fotos: Hermandad







Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.