Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Pascua
  • viernes, 20 de abril de 2018
  • faltan 359 días para el Domingo de Ramos

Presentado el cartel de las Glorias de Córdoba, realizado por el sevillano Rubén Terriza


Arte Sacro. Ayer se presentó como acto previo al pregón, el cartel de las Glorias de Córdoba que ha realizado el artista cigarrero, Rubén Terriza González, autor entre otros trabajos, de la portada del anuario Hermandad del Rocío de La Puebla del Río, pinturas en el cirio dedicado a los Donantes de órganos para el Palio de Ntra. Sra. de la Salud Coronada de San Gonzalo, cartel de la Hermandad de la Sagrada Cena de Huelva de este año, también participó con su obra en la exposición dedicada al Santo Crucifijo de San Agustín celebrada en el Círculo Mercantil,  realizó el cartel de la Juventud Cofrade de Triana en 2017, así como el de la Semana Santa de su población natal, La Puebla del Río y el de la Divina Pastora de Capuchinos 2017. Igualmente realizó la Credencial del peregrino para la Hermandad de la Esperanza de Triana y la Hermandad de Santa María del Alcor le encargó la realización de las Fiestas Patronales de 2018.

El cartel para Córdoba, es una obra realizada en técnica mixta: óleo, acrílico, cera, collage, Transfer y pan de oro y plata sobre tabla. El mismo explica su significado y que es lo que ha plasmado en su obra:

Una vez designada la Hermandad, podemos ver como motivo principal, la carreta con el simpecado del Rocío de Córdoba, iluminando con sus destellos el camino de todos los romeros que caminan delante. En cuanto a los rocieros, presentan unos trazos muy sueltos, dando sensación de dinamismo y movimiento, jugando con imágenes antiguas de Rocieros cordobeses. Destaca, entre los romeros, un caballista en un primer plano, el cual porta un asta con la bandera de España, un elemento propio de la romería, en la que podemos leer "Glorias - 2018" y como detalle, un extracto del himno de la Virgen del Carmen Coronada de San Cayetano, la cual siempre tengo muy presente, ya que fue mi primer contacto con las Glorias Cordobesas, así como mi gran cariño a la archicofradía. El mismo, mira hacia atrás, dirigiendo la mirada del espectador al simpecado, el elemento principal.

Tras la carreta, podemos ver la emblemática fachada de la Iglesia de San Pablo, con gran cantidad de texturas y con una pincelada suelta y airosa dotando de mayor sensación de profundidad a la obra.

Toda la composición es rodeada por un arco de la Mezquita Cordobesa en tintas planas con el color de la Ciudad. Del arco, sale el caballista, dándole un toque asimétrico a la obra y realzando la perspectiva de la misma.

Para finalizar, podemos ver la tipografía en realce en la parte inferior, con un color luminoso que llame la atención del espectador.








Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.