Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Estival
  • domingo, 09 de agosto de 2020
  • faltan 231 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Actos conmemorativos del 50 aniversario del Museo de la Encarnación de Osuna


Arte Sacro. El Patronato de Arte y su extensión cultural ‘Amigos de los Museos’ de Osuna han organizado varios actos para conmemorar el 50 aniversario del museo del monasterio de la Encarnación, de mercedarias descalzas.

Este domingo, día 17, Cristina Pérez y Adrián Robles, de la empresa Arte&Restauración, presentarán a las 12:00 en la iglesia del monasterio la restauración de la imagen de Nuestra Señora de la Merced. Sólo media hora más tarde Antonio Morón, historiador y vocal de la Junta Directiva de la Asociación ‘Amigos de los Museos’, intervendrá con la ponencia ‘El 50 aniversario del museo de la Encarnación: sus claves y proyecto de futuro’. A su finalización habrá un acto de confraternidad en el claustro del monasterio.

El sábado 30 de noviembre habrá una eucaristía presidida por Juan José Asenjo, arzobispo de Sevilla y copresidente del Patronato de Arte, en la que bendecirá la imagen de Nuestra Señora de la Merced.

La recuperación de la escultura de Nuestra Señora de la Merced.

Tras un invierno de abundantes lluvias, el 12 de marzo de 1964 se desplomó la bóveda del presbiterio de la iglesia de la Merced. Quedó a la intemperie el barroco retablo mayor, realizado por el genovés afincado en Osuna Francisco María de Seba, entre 1716 y 1717, y cuyo dorado costó 12.000 reales. En ese año, la hermandad de la Esperanza de Triana estaba a punto de reabrir su capilla en 1964, por lo que aprovecharon para comprar el retablo con la mediación del cardenal Bueno Monreal. Manuel Rodríguez-Buzón Calle, entonces delegado municipal de Cultura, manifestó su oposición y ese fue el germen de la creación Patronato de Arte de Osuna.

Con el paso de los años, la escultura de la Virgen de la Merced que presidía el retablo, al que nos hemos acostumbrado a ver con la emblemática imagen de la Esperanza de Triana, fue retirada del culto y caía en el olvido. Sin embargo, los mercedarios de Osuna ya tendrían la escultura de la Virgen de la Merced cuando encargaron su retablo, a principios del siglo XVIII, de la que desconocemos su autoría. Se trata de una obra de candelero para vestir, con posición frontal y cierto hieratismo que le proporciona una gran majestad, lo que se atenúa con su leve y cálida sonrisa. Cuenta con los acostumbrados postizos de la época: cabellera de pelo natural y ojos de cristal. Desafortunadamente perdió sus manos, en las que portaba el cetro y su escapulario distintivo, no el Niño Jesús. Como patrona de su orden, aparecía vestida con hábito ceñido por una correa.

Las monjas mercedarias descalzas fueron las depositarias de algunos de los bienes del templo de la Merced tras su hundimiento. Conservan un grabado, recortado y pegado sobre un cartón, con el título: LA MILAGROSA IMAGEN DE Nª Sª DE LA MERCED O MISERICORDIA que se venera en el Convento del mismo título de la Villa de Osuna. Aparece la firma de C. Santigosa, Sevilla, que corresponde con el litógrafo catalán don Carlos Santigosa y Gaspar, afincado en dicha ciudad en la segunda mitad del siglo XIX. Su devoción y esa fama de milagrosa se corrobora al reproducirse mediante el grabado, por lo que la Virgen de la Merced se situaría entre las grandes veneraciones de nuestro pueblo junto a la Virgen del Rosario, la Virgen de los Dolores, el Cristo de la Vera Cruz o el Cristo de la Sangre. El detallismo a la hora de plasmar la posición de la Virgen, sus ropas y atributos.

Transcurridos cincuenta y seis años del hundimiento y posterior desaparición de la iglesia de la Merced de Osuna, gracias a la gestión del párroco de Nuestra Señora de la Asunción don Antonio Jesús Rodríguez Báez, el Patronato de Arte y su extensión cultural de los Amigos de los Museos de Osuna, las mercedarias descalzas recibirán la escultura restaurada de Nuestra Señora de la Merced para recuperar su culto.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.