Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • lunes, 06 de julio de 2020
  • faltan 265 días para el Domingo de Ramos

Liturgia. La Liturgia de la Palabra (IV). Jesús Luengo Mena


Vistos los Ritos iniciales abordamos ahora la Liturgia de la Palabra.

La Liturgia de la Palabra es, junto con la eucarística, una de las dos partes esenciales de la misa.  Tiene a su vez varios elementos:

* El anuncio de la Palabra: Introducción a las lecturas –monición–.

* Proclamación de la Palabra –se proclaman tres lecturas los domingos y solemnidades: profeta, apóstol y evangelista–.

* El salmo, que se lee o canta tras la primera de las lecturas.

* El Aleluya, antes del Evangelio, debe cantarse y de no hacerlo se puede omitir.

* La lectura evangélica es propia del diácono o del sacerdote mientras que las demás lecturas son ministerios propiamente laicales.

* Aclamación a cada lectura –Palabra de Dios, Palabra del Señor–.

* Homilía

* La profesión de fe, los domingos y fiestas principales.

* La Oración de los Fieles. Se la llama universal porque se suplica por las necesidades de todos los hombres. Debe poder ser asumida por todo el pueblo cristiano y  al menos cuatro de las peticiones deben ser:

Por la Iglesia y sus necesidades

Por los gobernantes

Por los pobres y necesitados

Por la comunidad local y los presentes

Si se pide por alguna persona concreta se debe incluir antes a todo un colectivo, o sea, se pide por un enfermo se pide globalmente por los todos enfermos y especialmente por nuestro hermano/a… 

En próximos artículos iremos analizando sus elementos.

Foto: Miguel Ángel Osuna.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.