Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • martes, 07 de julio de 2020
  • faltan 264 días para el Domingo de Ramos

El Triunfo de la Santa Cruz. Antonio Sánchez Carrasco


Empezaba Marzo, un marzo que no sabíamos como terminaría y mucho menos como llegaríamos a su mitad. Aquel famoso 14 de marzo que nos cambió la vida. Era 1 de  Marzo cuando en el Baratillo celebrábamos la Función Principal de Instituto y el Traslado de vuelta de la Piedad y el Cristo de la Misericordia. Saliendo del Hospital de la Caridad y justo cuando las andas pisaban el primitivo lugar de enterramiento del Venerable Miguel de Mañara, se produjo una de esas conjunciones que se dan en esta Ciudad y que pasan desapercibidas porque son sólo instantes.

Bajo la exaltación de la Santa Cruz de Valdés Leal, el instante de la muerte de Cristo.

Un momento que se pudo dar gracias a muchas cosas empezando porque según dicen el cuadro era tan voluminoso que el Mariscal Soult no lo rapiñó hacia su país como hizo con otros más pequeños.

Ese momento en el que Valdés Leal imaginó el momento en el que el Emperador Heraclio recupera la Santa Cruz de los persas en el 628.

Había sido un domingo de sentarse bajo los cuadros que inspiraron aquello de que había que taparse las narices para ver esos cuadros, que dijo el famoso compadre del artista. Aquel en el que la muerte aparece en un abrir y cerrar de ojos y después traslado y cerveza en el Arenal antes de volver para casa.

Dentro de la Cuaresma interrumpida al menos aquel instante me quedó para siempre, después vendría la pandemia y la muerte y aquellos días oscuros que aún estamos superando.

Foto: Antonio Sánchez Carrasco.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.