Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • martes, 07 de julio de 2020
  • faltan 264 días para el Domingo de Ramos

La Fundación El Gancho Infantil alcanza su segundo reto: 'El Sillón Azul'


Arte Sacro. La Fundación El Gancho Infantil ha conseguido, en tan sólo nueve meses, la financiación necesaria para hacer realidad su segundo reto: 'El Sillón Azul'. Después de La Azotea Azul, una vez más, la población andaluza se ha volcado con el segundo desafío que propuso esta entidad cuyo objetivo era conseguir un sillón-cama para todas las habitaciones de pediatría de larga estancia (más de una noche) de los hospitales públicos andaluces.

Gracias a la solidaridad de la ciudadanía, El Gancho Infantil cuenta ya con los 271.300 euros que le permitirá afrontar la fabricación y entrega de un total de 531 'Sillones Azules' a 28 hospitales dependientes de la Junta de Andalucía. Por tanto, en los próximos meses podrá poner en marcha la sustitución de las actuales incómodas butacas de las áreas de pediatría por diferentes tipos de sillones-cama que permitirán a los familiares reponer fuerzas durante la noche. El descanso físico y psíquico de los acompañantes es de gran importancia para que puedan ofrecer a los menores la atención que necesitan durante su hospitalización.

Tras los ajustes definitivos realizados en colaboración con el personal del Servicio Andaluz de Salud y con las gerencias de los 28 hospitales, la Fundación ha confirmado que 531 unidades es el número de 'Sillones Azules' necesarios para cubrir todas las habitaciones de larga duración de las áreas pediátricas públicas de la Comunidad Autónoma Andaluza. Por PROVINCIAS, a Almería le corresponden 52 sillones de este total, a Cádiz 58, a Córdoba 59, a Granada 46, a Huelva 44, a Jaén 29, a Málaga 69 y a Sevilla 174. 

Se trata de una cantidad inferior a la inicialmente estimada por el Servicio Andaluz de Salud, pero el contacto directo con los responsables de los hospitales ha permitido concretar que éstas son las unidades exactas para cubrir la demanda actual de renovación de mobiliario.

El Gancho Infantil ha realizado el cálculo de los sillones necesarios, principalmente, en base al número de camas de pediatría existentes en Andalucía, a la duración de los períodos de ingreso de cada centro, a si algún hospital había iniciado ya la renovación del mobiliario y, por supuesto, al espacio disponible en las habitaciones sin interferir en la atención médica al paciente. Al tratarse de instalaciones sanitarias, en ellas debe primar siempre la atención a la persona ingresada y, por tanto, se ha dado prioridad a la maquinaria médica y a garantizar que el personal del hospital pudiera acceder en todo momento a la cama de los menores.

Tipos de sillones-cama

En función de las características de cada habitación, 'El Sillón Azul' que se instalará puede variar entre tres modelos con diferentes anchuras (1,2 metros, un metro y 70 centímetros).

Todos ellos son monoplaza, cuentan con reposabrazos y se transforman en cama individual de apertura frontal para intentar que el descanso de los cuidadores sea lo más óptimo posible al permitirle adoptar una postura completamente horizontal. Los sillones están tapizados en tejido vinílico, adaptado a las necesidades hospitalarias, y, en el caso de los dos primeros modelos, incluyen un colchón de espuma de poliuretano.

Origen del proyecto

Según los datos publicados por el Servicio Andaluz de Salud, cada año los hospitales públicos andaluces registran más de 40.000 ingresos de menores, superando las 200.000 estancias hospitalarias pediátricas con una media de algo más de 5 días de duración. Estos menores están permanentemente acompañados por familiares que, en muchos casos, se han visto obligados a convertir el hospital en su hogar durante un tiempo al permanecer en él día y noche. Por tanto, es habitual que los cuidadores hayan acabado sufriendo también algunas de las consecuencias de la rutina hospitalaria, y si no descansan, la fortaleza con la que deben afrontar el día a día no es la misma.

Atender las necesidades de estas personas repercute en la calidad de los cuidados que ofrecen a los niños y niñas e incide al mismo tiempo en su propia salud y bienestar. Aunque las posibilidades de conciliar el sueño en un hospital son siempre limitadas, una cama ofrece reposo en una postura más cómoda, por lo que ayuda a conseguir un mayor descanso.
 
Una vez finalizado el segundo reto, la Fundación comienza ya a trabajar investigando y analizando en profundidad las necesidades de los menores, para afrontar con la misma ilusión y esfuerzo lo que será su tercer RETO.
 
Para más información sobre este segundo reto de la Fundación El Gancho Infantil: https://fundacionelgancho.org/el-sillon-azul/
 
Vídeo con imágenes de ciudadanos y empresas que han hecho posible conseguir la financiación de 'El Sillón Azul': 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.