Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • martes, 07 de julio de 2020
  • faltan 264 días para el Domingo de Ramos

La Capilla Sacramental de la Parroquia de San Lorenzo volverá a abrirse al culto este viernes


Arte Sacro. El viernes 19 de junio volverá a abrir al culto la Capilla Sacramental de la Parroquia de San Lorenzo, cerrada desde finales del año 2018 en el que se iniciaron las obras de su restauración.

Tras la misa de 20:30 horas de la Hermandad de la Soledad, se realizará una procesión claustral con el Santísimo Sacramento.

En el acto de presentación estuvieron presentes el Hermano Mayor, Ignacio Valduérteles, el investigador y archivero de la Hermandad, Ramón Cañizares, el Teniente Hermano Mayor, José Joaquín León, el Mayordomo, José Luis Rodríguez y el párroco de San Lorenzo, Francisco de los Reyes, quien explicó todos los detalles y pinturas que componen la capilla Sacramental.

Un equipo formado por 10 personas han sido los encargados de su restauración, empleando jornadas de trabajo de entre 8 y 10 horas y cuyo principal problema han sido las humedades que han afectado a la capilla, sobre todo a las pinturas murales, además de las múltiples patologías que presentaba.

El coste de las obras, 250 mil euros, han sido asumidos en su totalidad por la Hermandad de la Soledad, donaciones particulares y la colaboración de la Real Maestranza de Caballería, no habiendo recibido ningún tipo de ayuda pública, como explicó el Hermano Mayor de la corporación, Ignacio Valduérteles, siendo además intención de la Hermandad integrarla en los circuitos turísticos de la ciudad. Por otra parte se han retirado más de ochenta kilos de cables de diferentes instalaciones eléctricas que se han ido realizando a lo largo de los años.

Hoy miércoles y mañana jueves permanecerá abierta a todo aquel que desee realizar la visita cultural, siendo el horario de mañana de 10:00 a 13:00 horas y por la tarde de 19:00 a 20:30 horas.

La Capilla Sacramental

El investigador Ramón Cañizares sitúa el comienzo de las obras de realización de la capilla en el año 1694, uniéndose dos capillas ya existentes, la de Santa Ana cuyo patronato había dejado Pedro de Torres Urrutia al hospital de la Misericordia, con la colindante que había sido ofrecida a la Cofradía por el caballero veinticuatro Juan de Esquivel Medina y Barba. El maestro cantero Silvestre Jordán, ejecutó las cuatro columnas y otras labores.

Con el cambio de siglo la empresa se paralizó durante más dos años debido a una controversia que dirimía sobre si se había de mantener o demoler la bóveda existente, decidiéndose en 1702 adoptar esta última postura unificando de esta manera los tejados, cuestión que fue decidida, además de por factores arquitectónicos, porque era la defendida por el I marqués de Vallehermoso, Francisco Antonio Bucarelli y Villacís. Este sujeto también fue fundamental en la ejecución del retablo que sufragó en parte y que terminó en 1704 el maestro Pedro Ruiz Paniagua. Tras la búsqueda de fondos y consecución de diversas labores se llegó por fin, a la mañana del 29 de julio de 1708 cuando se colocó solemnemente el Santísimo Sacramento en su altar.

Una vez concluidas las obras de la capilla se acordó aderezarlas con pinturas dedicadas al Santísimo, proyecto que comenzó en 1707 el maestro Francisco Pérez de Pineda, siendo continuada en 1717 por Domingo Martínez y a Gregorio de Espinal que concluyeron la decoración pictórica. Por último cabe destacar como en 1733 fue encargada una pareja de ángeles lampareros al escultor Benito de Hita y Castillo, que se encuentran en la parte superior de las columnas más alejadas del altar.

Con las obras realizadas, que como decimos comenzaron en el año 2018, la capilla ha recuperado todo su esplendor tras un minucioso y delicado proceso de restauración.

Fotos: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.