Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Estival
  • jueves, 13 de agosto de 2020
  • faltan 227 días para el Domingo de Ramos

Provincia. La Virgen de las Angustias de Alcalá del Río ataviada para el periodo estival


Antonio Rendón. Las vírgenes dolorosas de las hermandades de penitencia, en tiempo estival, son ataviadas generalmente con ropaje de color blanco, así permanecerán hasta que llegue el mes de septiembre. En la mayoría de los casos, el color de las vestimentas está sujeto al calendario litúrgico. Para los cultos y besamanos se les viste de reina, en noviembre lucen colores negros, por la festividad de Todos los Santos. En diciembre de celeste o azul por la festividad de la Inmaculada Concepción, para la Cuaresma se les viste de hebrea. El color blanco simboliza la pureza y se la suelen ataviar con estos colores tras la Pascua de Resurrección, que se prolonga hasta época estival.

Así de guapa ha aparecido la Madre de Dios de la localidad sevillana de Alcalá del Río junto a su hijo crucificado, bajo la advocación de las Angustias, trabajo realizado por la priostía de la hermandad y los vestidores o vestidoras que nos están redescubriendo a una apesadumbrada antigua de una calidad excepcional.

Su bello rostro se ofrece engalanado con gasa de seda y lentejuelas de nácar. Sobre su inmaculado corazón, conjunto de estrellas en plata de ley con zirconios y en su pecho, prendedor (Flor de Lis) en plata y cuarzo. Ciñe su cintura, cíngulo de corbata y lazada realizado con antiguos tejidos del siglo XIX (gasa y muaré) color beige, con bordados en hilo de plata, hojilla, lentejuelas y galón de fleco metálico; composición a base de dibujos florales y estrellas (estreno).

En sus maternales manos, antiguo pañuelo de encaje de Bruselas y anillo de oro y brillantes con perla japonesa, en su mano derecha; donado en 1977 por la hermana Dulce Nombre Velasco Romero, Q.E.P.D.; rosario de coral, rosario de plata y nácar, y anillo de oro y coral, en su mano izquierda Toca de sobremanto bordada en oro por las Trinitarias de Cádiz y corona dieciochesca de los Rull (1792).

La Virgen de las Angustias, nacida de la mano del sevillano José Monte de Oca y León, si cabe, su imagen más dulce demostrando que el blanco puede ser también, el color de las Angustias. 

Fotos: Antonio Rendón Domínguez.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.