Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los Difuntos
  • jueves, 26 de noviembre de 2020
  • faltan 122 días para el Domingo de Ramos

Jesús Maya Sánchez, Presbítero. Manuel Enríquez Becerra


Don Jesús Maya Sánchez es oriundo de la provincia de Badajoz. Se afinca en Sevilla, siendo sacerdote adscrito a la Parroquia de los Remedios de la ciudad hispalense. 

A la muerte de don Francisco Cruces, quién fuera párroco y toda una institución en la Parroquia de San Pedro y de la Iglesia de San Juan Bautista de la calle Feria. El Cardenal Amigo le da el relevo a don Jesús Maya Sánchez, que estaba adscrito como ya os narraba anteriormente a la Parroquia de Los Remedios; y ahí comienza una vida más relevante dentro de la Archidiócesis de don Jesús Maya Sánchez. 

Rápidamente lo nombran canónigo, que en la actualidad tiene el rango de Dignidad de Tesorero de la Santa Iglesia Catedral de Sevilla; y asiste todos los días a coro y a misa, en la Catedral a las nueve de la mañana. 

También lo nombran Vicario de la Zona Centro de la ciudad; donde acude a las tomas de posesión de los nuevos sacerdotes en representación del señor arzobispo. 

Se va vinculando con el mundo cofrade y va a predicar el Evangelio a las hermandades que lo requieren, en quinarios y septenarios, así como novenas. 

Don Jesús es una persona muy discreta, y no va presumiendo de ser el Vicario de la zona Centro de la ciudad hispalense. 

Pertenece al Colegio de Consultores del Arzobispado y está apegado al señor arzobispo, como Dios manda. 

En el mes de septiembre del año 2013, a la jubilación del también canónigo don Manuel Campillo Roldán como párroco de la Parroquia de San Andrés y de la vecina Iglesia de San Martín, el señor arzobispo tiene a bien nombrarlo también a don Jesús Maya Sánchez como párroco también de esas dos iglesias. 

Un acto que fue presidido por el Vicario General de la Archidiócesis, don Teodoro León, quién le entrega el nombramiento del señor arzobispo. 

Con tanto trabajo para don Jesús, le nombran dos vicarios parroquiales, cuyos sacerdotes están a sus órdenes, como son: don Alfonso Peña Blanco en la Parroquia de San Pedro, y don Manuel Jesús Galindo Pérez en la Parroquia de San Andrés, que son unos sacerdotes jóvenes, con muchas ganas de trabajar, para sus respectivas parroquias e iglesias. 

Así don Jesús puede estar más al tanto de su Vicaria de la zona Centro, así cómo llevar su puesto de canónigo con más flexibilidad. 

A don Jesús lo veo de vez en cuando, dándose sus paseítos por la zona de sus parroquias, para ir a ellas a decir la santa misa. 

Reseñar que sus respectivas iglesias tienen bastante labor de hermandades. Por un lado tiene a la hermandad del Cristo de Burgos en la Parroquia de San Pedro y a la hermandad de gloria de la Virgen del Pilar; en San Pedro tiene también la hermandad Sacramental de las Benditas Animas; así como a la hermandad de San Pedro Advincula y Universidad de Curas Párrocos. Tiene a la hermandad de la Amargura en la Iglesia de San Juan Evangelista de la calle Feria. 

En la nueva parroquia de San Andrés, tiene a la titular de Santa Marta; una hermandad también con mucho peso, y la hermandad de gloria de La Virgen de Araceli. Y en la Iglesia de San Martín tiene la Sagrada Lanzada; así como la hermandad de gloria fusionada con la de penitencia, de la Esperanza Divina Enfermera.  

En San Juan de La Palma tiene también la hermandad de gloria de la Virgen de la Cabeza. Así como también a la hermandad de gloria de la Virgen de Montemayor, que es Patrona de Moguer. 

También la labor tan extensa que tienen las parroquias como: atención a los enfermos de la feligresía, las bodas, los bautizos, las comuniones, etcétera. Que Dios bendiga a don Jesús Maya Sánchez, por tanto como aporta a la Archidiócesis hispalense y a sus vicarios parroquiales; que no dejan de hacer su apostolado en ningún momento del día.

Foto: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.