Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Adviento
  • jueves, 09 de diciembre de 2021
  • faltan 122 días para el Domingo de Ramos

José Ángel Saiz Meneses ya tiene el Palio Arzobispal


Arte Sacro. Durante la eucaristía celebrada esta mañana en la Catedral de Sevilla, le ha sido entregado el palio arzobispal al arzobispo Saiz Meneses, de manos del nuncio apostólico en España, monseñor Bernardito Auza, el cual igualmente asistió a la toma de posesión del nuevo prelado hispalense.

Esta prenda fue bendecida por el papa Francisco I el pasado día 29 de junio, festividad de los santos Pedro y Pablo, en un total de 34 que son los nuevos arzobispos de todos los continentes que han sido nombrados durante este año.

El acto de imposición del palio arzobispal se realizó al inicio de la santa misa, donde el nuncio apostólico recibió a monseñor Saiz, de rodillas, que realizó la profesión de fe y el juramento de fidelidad y obediencia.

A la celebración eucarística han asistido los obispos de las diócesis comprendidas en las Provincia Eclesiástica de Sevilla y que son, Córdoba, Cádiz-Ceuta, Asidonia-Jerez y Huelva, excusando su presencia los de Canarias y Tenerife. También estuvieron presentes los anteriores arzobispos de nuestra ciudad, el cardenal Amigo Vallejo y Asenjo Pelegrina, junto con un gran número de canónigos y sacerdotes diocesanos que quisieron acompañar a Saiz Meneses en este acto.

Cantó la Coral Polifónica de la Catedral, dirigida por el canónigo Herminio González Barrionuevo, que interpretaron la Missa de Juan Alfonso García y otras piezas adaptadas por el propio director de la Coral.  

Tal y como nos recordó en un artículo publicado en esta web el pasado 31 de julio nuestro colaborador Jesús Luengo Mena, el palio arzobispal es signo del  ministerio y del servicio que prestan en la Iglesia, es una banda estrecha de lana blanca cosida en forma circular de la cual caen dos tiras cortas en sentido vertical, sobre el pecho y espalda. Va adornado con seis cruces negras, cuatro de ellas en la banda circular y las otras dos en los extremos. Se lleva sobre la casulla colgado de los hombros, a modo de escapulario. Lo usan los arzobispos metropolitanos (caso del de Sevilla) y algunos obispos como signo de autoridad y jurisdicción. Los Papas lo usaban hasta hace poco con cruces rojas pero el papa Francisco usa la misma que los obispos, con cruces negras, para así visualizar mejor su comunión con el ministerio del obispado.

Fotos: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.