Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • martes, 25 de junio de 2019
  • faltan 285 días para el Domingo de Ramos

Una Bienal con "menos estrenos pero mayor solidez". Inmaculada Sánchez. Diario de Sevilla.


Menos es más, que dice el refranero. Menos es más es la máxima que se ha impuesto la organización de la XIV edición de la Bienal de Flamenco de Sevilla y que se pormenoriza en una programación con menor profusión de estrenos pero mayor solidez en la oferta, según su director, Domingo González.

Las cifras así lo adelantan: un total de 56 funciones de 40 espectáculos, de los que siete serán estrenos absolutos, salpicarán 32 días de programación a partir del próximo 13 de septiembre. Cifras que sorprenden si las comparamos con las de la pasada edición: 117 espectáculos de los que 27 de ellos fueron estrenos (aunque también sorprendió finalmente el exceso económico y la deuda contraída).

Tal vez por ello, y por la reducción de presupuesto que ha hecho que la organización cuente con una partida de 2,4 millones de euros aproximadamente, González ha optado por un cartel que esquiva los grandes números y busca convertirse en el "mascarón de proa de todos los grandes festivales, en el punto de referencia de todo aficionado, programador y artista, en lo que es Venecia para el cine".

La XIV Bienal de Flamenco se inaugurará el 13 de septiembre en un escenario recuperado para el certamen: el Real Alcázar. El encargado de dar el pistoletazo de salida será Mario Maya, quien dirige el estreno de la Agencia del Flamenco Andalucía, el Flamenco y la Humanidad. Ésta será una de las escasas producciones propias del festival junto con la gala de clausura (aún en construcción) y los homenajes al recientemente desparecido maestro José Granero y a Pepe Habichuela. El broche final coincidirá con la reapertura del Teatro de la Maestranza el 15 de octubre, cuyas obras inciden notablemente en la programación del certamen, sobre todo para los espectáculos de gran formato. El Teatro Lope de Vega, el Central, el Alameda y el Auditorio vuelven a ser espacios Bienal así como el Hotel Triana, que este año "va a dar un salto cualitativo con respecto a otras ediciones", indicó el director del evento.

El baile vertebrará la Bienal de 2006 convocando en su nombre hasta a cuatro generaciones de artistas en lo que pretende ser un monumento al origen del flamenco. Desde los protagonistas de homenajes y despedidas hasta los que vienen zapateando fuerte, el festival reunirá a su amparo a figuras como el recientemente galardonado Premio Nacional de Danza Israel Galván (de quien se revisarán hasta dos coreografías y se pondrá al frente de uno de los estrenos de la temporada, Las francesas).

También volverá a Sevilla Eva Yerbabuena con su Ballet Flamenco para presentar Huso de la Memoria y Carmen Cortés para estrenar junto a su compañía flamenca de danza el espectáculo Mujeres de Lorca, espectáculo que posteriormente abrirá el ciclo de arte jondo que acaba de instaurar el Teatro Español de Mario Gas en Madrid. "Queremos que vengan a Sevilla todos los artistas que están en su momento creativo más inquietante, aquellos que están desarrollando su propio discurso", arguye González. Así también han confirmado su asistencia Belén Maya (quien traerá sus Dibujos trazados con el violinista Vladimir Dmitrienco), Isabel Bayón, Andrés Marín, Joaquín Grilo y Mercedes Ruiz (quien pondrá por primera vez en escena Juncá). Tampoco faltarán el Ballet Flamenco de Andalucía con su nuevo Romancero gitano y la Fundación Antonio Gades con su Antología (que recupera escenografía original) ni figuras consagradas como Milagros Mengíbar o Manuela Carrasco, ésta última uno de los puntales de la gala de clausura.

Pero no todo será baile en esta Bienal. El cante estará representado por José Menese, Fosforito, Diego Carrasco, Miguel Poveda (quien presentará nuevo trabajo), Calixto Sánchez, José de la Tomasa, Carmen Ledesma, Tomás de Perrate, Fernando Terremoto y Agujetas. Del lado más popular destacan las colaboraciones entre Diego el Cigala y Salif Keita o la de Ana Salazar con el virtuoso violinista Ara Malikian.

En el terreno de la composición musical, se espera el concierto en solitario de Vicente Amigo, el de David Peña Dorantes, el de Juan Carlos Romero (en un espectáculo con puesta en escena de Pepa Gamboa) y el homenaje a todo un renovador del toque como fue Pepe Habichuela, quien subirá a las tablas del Teatro Central rodeado de numerosos artistas invitados, entre ellos, Enrique Morente.

Entre las novedades de la Bienal pos-veinticinco aniversario destacan detalles de programación como la concentración de espectáculos en el fin de semana, con sólo una o dos citas los días laborables. Además, algunos espectáculos se mantendrán en cartel más de un día para facilitar la difusión al público.

El único que no se sumó al menos es más de la Bienal fue el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, quien parece no estar muy de acuerdo con la consigna minimalista y muy valientemente expresó su deseó de que el festival deje de ser tal para convertirse en "bianual". "Si la capital del flamenco fuera Nueva York, Londres o París, seguro que tendría esta temporalidad", expresó en un deseo que González tradujo posteriormente como la aspiración de que la programación flamenca de la ciudad goce de mayor estabilidad.

www.diariodesevilla.com










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.