Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • sábado, 01 de octubre de 2022
  • faltan 183 días para el Domingo de Ramos

Jueves pastoreños. La vinculación de Carlos Amigo Vallejo con la Hermandad de la Divina Pastora y Santa Marina. Francisco Javier Segura Márquez


Después de la obligada ausencia de nuestros Jueves Pastoreños por la necesaria atención a las obligaciones de su actividad de Culto, formación y caridad, regresamos en esta tarde postrera del mes de Junio para compendiar la figura del Emmo. y Rvdmo. Sr. Fray Carlos Amigo Vallejo OFM, Cardenal Arzobispo Emérito de Sevilla, fallecido el pasado día 27 de Abril y por cuyo sufragio ha ofrecido esta noche nuestra Hermandad una Solemne Misa de Exequias con Responso Cantado, para la cual se ha instalado el túmulo con las insignias episcopales que le corresponden. 

Fray Carlos ha servido a la Archidiócesis de Sevilla como su Obispo durante veintisiete años, los que discurren entre el día 29 de Junio de 1982, cuando tomó posesión de su Sede en la Santa Iglesia Catedral y el día 5 de Noviembre de 2009, cuando su renuncia fue aceptada por la Santa Sede para ser relevado por el Arzobispo Juan José Asenjo Pelegrina. Su llegada a la Ciudad estuvo condicionada con el empeoramiento del estado de salud del Cardenal Bueno Monreal, que permaneció relegado de sus obligaciones como Arzobispo Emérito hasta 1987, cuando falleció en el mes de Agosto.

 

En los primeros de su Pontificado, nuestra Hermandad vivió el final de una etapa en la que, a pesar de celebrarse sus Cultos con frecuencia, no pudo regularizar su Salida Procesional. A partir de la segunda mitad de los ochenta, se vino a estabilizar y considerar la necesidad de recuperar el uso de su Sede propia, la Iglesia de Santa Marina, que desde 1986 se reintegraba al Culto y en 1987 era cedida con uso exclusivo a la Cofradía de la Sagrada Resurrección. Ante la imposibilidad de alcanzar el uso del mismo, nuestra Hermandad comenzó el proceso de solicitud de un nuevo Templo en el que acomodar su Sede Canónica, consiguiendo, tras un largo y costoso proceso, celebrar la bendición de la Capilla del Hospital de San Bernardo el día 13 de Septiembre de 1992, celebrando el propio Arzobispo Amigo la ceremonia y ofreciendo en su homilía un inolvidable mensaje.

 

Poco más tarde, Sevilla, por dos veces, habría acogido la visita de Su Santidad el Papa Juan Pablo II, en Noviembre de 1982 y Junio de 1993. Apenas un año más tarde, aquella Catedral de Santa María de la Sede que acogió la presencia del Papa sería el Sagrario que habría de custodiar a nuestra Divina Pastora, que acudía en Mayo de 1994 a presidir el Pregón de las Glorias de Sevilla, pronunciado por don Joaquín Caro Romero.

Aquella visita a la Catedral sirvió de hito inicial a una etapa de expansión y crecimiento que vino a culminar con la celebración de la Misa Estacional el Domingo 28 de Septiembre de 2003, conmemorativa del Tricentenario Fundacional de nuestra Hermandad y de la Génesis de la Devoción Pastoreña gracias a la “Piadosa Ocurrencia” de nuestro fundador el Venerable Padre Fray Isidoro de Sevilla, OFM Cap. Aquella Eucaristía, presidida por el Arzobispo Amigo Vallejo, conllevó una proclamación extraordinaria: en la voz del Vicario General, Rvdo. Sr. D. Antonio Domínguez Valverde, se hacía saber a la Archidiócesis la concesión del título de Cardenal, con el título de Santa María de Monserrate de los Españoles, a favor de Fray Carlos Amigo, que recibió tan grata noticia a las plantas de la Divina Pastora, coincidencia que resaltaron los medios locales en sus portadas, como el diario ABC del Lunes 29 de Septiembre, Fiesta de San Miguel Arcángel.

 

En aquel año 2003, tuvimos la suerte de recibirle en nuestra Capilla en el transcurso de una exposición conmemorativa sobre la efemérides que celebramos. Tuvo a bien Carlos Amigo aceptar el cargo de Vicemayoral de la Hermandad, que ha ostentado hasta su fallecimiento, ocupando ese lugar honorífico ostentado por muchos arzobispos de Sevilla. Años más tarde, en 2006 tuvo a bien presidir nuestra Función Principal de Instituto, en la que le fue impuesta al Hno. Pablo Noguera Aledo la Insignia de Oro de nuestra corporación. Aquel año y el siguiente, la peregrinación “Europa Santa” hizo posible que, en Sevilla y en Barquisimeto, el propio Cardenal bendijera las réplicas de las Imágenes de la Divina Pastora que se veneran en la inversa ciudad, para expandir el apostolado de la devoción.

 

A partir de 2009, con su renuncia como Arzobispo Emérito, la Hermandad mantuvo una continua relación de cercanía con don Carlos Amigo. Recientemente, un saluda de su mano encabezó la edición de El Zagal en recuerdo de tan extensa vinculación. Hoy hemos ofrecido la Solemne Misa por su eterno descanso, rogando a la Divina Pastora para que interceda ante el Padre Eterno por tan insigne Pastor de la Iglesia de Sevilla.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.