Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Adviento
  • jueves, 01 de diciembre de 2022
  • faltan 122 días para el Domingo de Ramos

Tempus fugit. Antonio Sánchez Carrasco


Se marcha irremisible. Con esa ligereza con la que pasan los granos de arena entre unos dedos abiertos. Eso pensé mientras esperaba que abriera la iglesia sentado en el bar Candelaria. Ya está Santiago de vacaciones, y su hermano Antonio trabaja solo toda la semana, llegó julio, en agosto cambiaran los hermanos. Parecía que el año de la vuelta a lo de siempre nunca iba a llegar y llegó.

Miré a la pared, allí se recortaba la foto de la Madre de San Nicolás que se vino a mi cámara uno de esos años en los que yo trabajaba en prensa. Benditas cuaresmas. Algo más abajo Carlos de nazareno con Miguel de la mano vestido de monaguillo en otra foto. Miguel ya tiene edad para ser pertiguero de los carráncanos. Aunque aún conserva esa sonrisa inocente de la foto del bar, aunque sea brevemente para este fotógrafo que ve el paso del tiempo en sus pasos andados.

Ya hemos vuelto a  vivir una Cuaresma, un pregón, una Semana Santa,..., un Rocío,..., se vienen Cármenes y pronto, cuando no nos demos cuenta estará otra vez en las calles la Sonrisa Gótica de agosto.

Se va el tiempo a pasos agigantados. Ya tenemos el Santo Entierro grande confirmado y su polémica correspondiente llamando a la puerta. Se va el tiempo de nuestra mano cogido, como Miguel era llevado por su padre a empezar ese camino de Fe que comienza vestido de monaguillo.

Abrimos la alacena de los recuerdos para sobrevivir a las calores. Pasa el tiempo con la celeridad de un tramo de ruán. Se renuevan los anhelos y ya cada cual piensa en un otoño inspirador y abarrotado. Yo me quedo sonriendo como Miguel en su foto pensando en que pronto la Madre de las Mercedes volverá a la Catedral, de celebración esta vez. Me parecerá mentira aquel recuerdo de septiembre de 2020 en el que pregoné su sonrisa a una iglesia aforada y de caras ocultas. Y es que el tiempo cuando pasa tiene eso, también pasan los malos recuerdos. A pesar del tiempo que me tocó pregonarla, siempre estaré atado a la sonrisa de aquella Virgen que llegó del Arenal al Tiro, para ser Madre en el barrio de las Madres.

Tanto pasa el tiempo que la Semana que viene no sé si podrán leer este rincón y no es por vacaciones  porque las vacaciones se toman de algo que no gusta y escribir aquí me encanta. El problema es que no se que cobertura o red habrá donde voy y sin red no hay pescados. Como muy tarde nos vemos el día del Patrón de España. Sean felices y tengan cuidado ahí afuera.

#LosLunesalaSombra

Fotos: Antonio Sánchez Carrasco/Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.