Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Adviento
  • lunes, 28 de noviembre de 2022
  • faltan 125 días para el Domingo de Ramos

Por mi reinan los reyes


Arte Sacro. De nuevo la Virgen de los Reyes, patrona de la Archidiócesis, procesionó por las calles de la ciudad en la mañana del 15 de agosto, tras no poder hacerlo en 2020 y 2021, para que la multitud de fieles y devotos que tiene esta imagen, tanto de Sevilla como de la provincia, pudieran rezarle y pedirle salud para verla otro año más.

La Catedral se abrió muy temprano, a las 05 horas, para la celebración de las tres misas anteriores a la procesión, de las 5,30, 6,00 y 6,30 horas, a la que asistieron, entre otros, varios grupos de peregrinos llegados desde el Aljarafe y otras poblaciones cercanas a la capital. 

Sobre las 7,15 horas, se realizó el rezo de Laudes, presidida por el arzobispo Saiz Meneses, acompañados del deán, canónigos, sacerdotes y seminaristas. A su término, acudieron a la sacristía de los Cálices para incorporarse al cortejo que ya estaba saliendo de la Catedral.

A las 7,50 horas comenzó a moverse el paso dentro de la Catedral ya que a las 8,00 en punto hacía su salida por la Puerta de los Palos. En este instante en la Plaza Virgen de los Reyes, no se oía nada más que el silencio de todas las personas que se encontraban y el repique de las campanas de la Giralda. La tradición dice que cuando la Virgen está bajo el dintel de la puerta de Palos se le deben de pedir tres deseos.

Abriendo el cortejo se encontraba la banda sinfónica municipal, dirigida por Fco. Javier Gutiérrez Juan, junto con cornetas y tambores del Consejo de Bandas.

Tras ellos, los niños carrancanos, la Cruz Parroquial con dos ciriales. Luego los cirios de la asociación de la Virgen de los Reyes y San Fernando, representación del Consejo de Cofradías, cirios de la Sacramental del Sagrario, que tienen el privilegio de ir más cerca de la Patrona, acólitos y curas de la diócesis, el coro de la escolanía Virgen de los Reyes, canónigos y los acólitos del incienso y la naveta.

Tras el paso, el arzobispo José Ángel Saiz Meneses con el vicario general y deán, Teodoro León, el diácono, los acólitos del báculo y la mitra y la representación municipal y demás autoridades militares. El cortejo lo cerró el escuadrón militar con banda de música.

La Virgen llevó el manto de color de color salmón realizado por las Hermanas de la Cruz en tisú salmón bordado en seda y oro y donado por la duquesa de Osuna.

A los pies de la Stma. Virgen de los Reyes, se colocó la rosa que el Cardenal Amigo Vallejo le regalara, en recuerdo de su reciente fallecimiento.

En la trasera del paso figuró una crátera de estreno, la única pieza para depositar las flores existentes en el palio.

Se trata de una obra confeccionada por el orfebre Jesús Domínguez y sufragada por la asociación de fieles de la Virgen de los Reyes y San Fernando.

La pieza cuenta por un lado con el escudo del Cabildo Catedral y por otro las siglas de la advocación. Otro de los detalles con los que cuenta la crátera es que lleva en una zona perlas de turquesa y en el otro jaspe rojo.

La primera levantá, en el altar mayor, la realizó el arzobispo de Sevilla, José Ángel Saiz Meneses.

Fotos: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.