Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • martes, 07 de febrero de 2023
  • faltan 54 días para el Domingo de Ramos

Provincia. El Santo Entierro de Carmona conmemoró su Cincuentenario Fundacional


Manuel Pinto Montero. Fue el 14 de febrero de 1972 cuando se confirma la aprobación de las Reglas de la Hermandad del Santo Entierro de Carmona con sede en la Parroquia de San Pedro desde donde realizaría la primera Estación de Penitencia en 1975. El pasado 1 de octubre la Hermandad conmemoró su Cincuentenario con la Procesión Extraordinaria de su dolorosa por las bellas calles de Carmona.

Tras la celebración de los actos y cultos extraordinarios llegaba el momento más esperado por los hermanos y cofrades de Carmona. Por vez primera en su paso la Virgen de la Soledad atravesaba la portada del Templo de San Bartolomé en una estampa única que nos dejó este sábado soleano.

María Santísima de la Soledad es obra de Francisco Buiza Fernández del año 1972. Procesiona la dolorosa, en esta ocasión en solitario, en paso de misterio adquirido a la Hermandad de la O de Sevilla en 1976. El conjunto se completo con una peana cedida por la Hermandad de la Columna y la candelería de la Hermandad de la Expiración. Para esta ocasión la Virgen estrenó saya bordada por su antiguo Hermano Mayor don Enrique Macías Silva y manto de terciopelo bordado que estrenó el pasado Sábado Santo.

Tras el paso estuvo los sones de la Banda de Música del Arrabal que interpretó numerosas marchas muy distintas a las que habitualmente la acompaña en Semana Santa. La Hermandad quiso acercarse en su procesión extraordinaria a aquellos rincones donde la Hermandad ha formado su Historia.

Con las últimas horas de la tarde llegaba a la Prioral de Santa María para postrarse a los pies de la Patrona, Santa María de Gracia Coronada. En esta ocasión la Virgen la esperaba en el Altar Mayor que preside con motivo del Año Santo Jubilar. Ya con la luna como testigo la Virgen de la Soledad se acercaba a su añorado Templo de Santa Ana y recorría los alrededores soñando quizás algún año con volver.

Antes de atravesar la Puerta de Sevilla llegaba hasta la Parroquia de San Pedro, el primer Templo desde donde realizó su Estación de Penitencia. Ya de madrugada regresaba a San Bartolomé y culminaba un sueño que se iniciaba con el reflejo del sol en su rostro al bajar la escalinata de San Bartolomé.

La  Hermandad del Santo Entierro, la más joven de las Hermandades de Penitencia de Carmona, ya espera la llegaba a una nueva primavera  donde la Virgen de la Soledad volverá a velar por su pueblo junto al Señor Yacente en la tarde del Sábado Santo.

Fotos: Manuel Pinto Montero.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.