Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • jueves, 19 de julio de 2018
  • faltan 269 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la Provincia: La hermandad del Cautivo de Cazalla de la Sierra


La devoción a Jesús Cautivo en Cazalla de la Sierra empieza en el siglo XIX cuando los cofrades del pueblo rendían culto a un Cristo maniatado que se encontraba en un retablo de la parroquia mayor de Consolación Eduardo Fdez. López. Hoy nos alejamos de la capital y nos marchamos hasta la Sierra Norte de Sevilla, concretamente a la localidad de Cazalla de la Sierra.

Allí, en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Consolación tiene su sede la Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado, María Santísima de la Amargura y San Juan Evangelista.

La devoción a Jesús Cautivo en Cazalla de la Sierra empieza en el siglo XIX cuando los cofrades del pueblo rendían culto a un Cristo maniatado que se encontraba en un retablo de la parroquia mayor de Consolación, esta imagen estuvo a la veneración de sus fieles hasta que llegó el año 1936 y con el los terribles años de la guerra civil española que acabaron con numerosas iglesias de toda España, estando esta entre ellas destruyéndose por completo la imagen de ese Cristo.

En 1961 llega a la hermandad la imagen de la Virgen, donada por la Duquesa de Alba, conviertendose esta a partir de ahí en camarera honoraria de la hermandad Una vez pasada la Guerra y viendo la honda devoción que ese Cristo había creado en el pueblo hizo que un grupo de devotos decidieran fundar una hermandad, para ello encargan una nueva escultura que representara a Jesús Cautivo al escultor José Alarcón Santa Cruz, fundándose definitivamente la mencionada hermandad en 1946.

Este nueva imagen empezó ese mismo año a realizar Estación de Penitencia por las calles de la localidad, portado a hombros por sus hermanos y devotos en unas sencillas andas, procesionando en la actualidad cada Jueves Santo sobre paso de estilo neobarroco en madera tallada y dorada e iluminado por cuatro faroles en sus esquinas.

En 1961 llega a la hermandad la imagen de la Virgen, donada por la Duquesa de Alba, conviertendose esta a partir de ahí en camarera honoraria de la hermandad.

La Virgen es obra del escultor alcalareño Manuel Pineda Calderón en 1961, bendiciéndose ese mismo año bajo la advocación de Nuestra Señora de la Amargura Esta imagen es obra del escultor alcalareño Manuel Pineda Calderón en 1961, bendiciéndose ese mismo año bajo la advocación de Nuestra Señora de la Amargura, en la actualidad procesiona sobre paso de palio con bambalinas lisas en color azul y orfebrería de Manuel de los Rios.

La hermandad realiza su Estación de Penitencia desde el mencionado templo en la tarde del Jueves Santo, teniendo como momentos destacados la dificultad tanto en la bajada como en la subida de las amplias escaleras de acceso al templo, vistiendo todos sus hermanos nazarenos con túnica y antifaz negros y capa blanca.

El escudo corporativo consta de dos ovalos envueltos en un lazo rematado por la corona real, en uno de ellos la cruz trinitaria y en el otro la letra S de Servitas.

 

          Manos del Señor Cautivo

          Manos de la Señora

          D-talle de uno de los pies del Señor

                      Jesús Cautivo fue realizado por el escultor José Alarcón Santa Cruz

         Dulce mirada de la Virgen

Fotos: Eduardo Fdez. López y Manuel Pinto Montero










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.