Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • viernes, 20 de julio de 2018
  • faltan 268 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia: La Hermandad de la Vera Cruz de Villanueva del Ariscal


 Eduardo Fdez. López. La Hermandad de la vera Cruz es la única hermandad de penitencia de la localidad de Villanueva del Ariscal, su titulo completo es Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la santa Vera Cruz, Sangre de Nuestro Señor Jesucristo y María Santísima de los Dolores, con sede canónica en la parroquia de Nuestra Señora de las Nieves.

Fundada a mediados del siglo XVI, al menos es lo que aparece en unas primitivas reglas que conserva la hermandad del siglo XVIII, en las que se fecha la fundación de la hermandad en los tiempos que reinaba en España Carlos V.

Estas primitivas reglas al igual que las otras cofradías de la Vera Cruz en la provincia de Sevilla eran una adaptación local de la primera cofradía de la Vera Cruz establecida en el desaparecido convento casa grande de San Francisco de sevilla.

 

 A partir de su fundación la hermandad ha persistido a lo largo de estos siglos con mayor o menor esplendor, en sus comienzos los cultos más destacados que realizaba la hermandad era la procesión con un crucificado el Jueves Santo y la representación del descendimiento el Viernes Santo.

Durante su vida la hermandad como se ha dicho anteriormente ha vivido periodos de escasa actividad, llegando incluso a no salir procesionalmente por falta de recursos económicos, uno de estos periodos se enmarca en los años de la Guerra Civil y posteriores, en los que la hermandad se llegó a disolver, volviendo a reactivarse bastantes años más tarde, concretamente en 1982, a partir del cual la hermandad ha desarrollado un continuo crecimiento, patrimonial, devocional, etc.

En cuanto a las imágenes, durante los siglos XVI y XVII la hermandad solo tenía como titular un crucificado de peso y tamaño algo menor del natural, de estilo gótico y que actualmente se conserva en la parroquia.

 Las actuales imágenes titulares son anónimas del siglo XVIII, el Cristo de la Vera Cruz es un crucificado de pasta de madera, esta fijado a la cruz arbórea por tres clavos y es obra anónima del mencionado siglo.

La Virgen de los Dolores es una dolorosa atribuida al escultor José Montes de Oca debido a su parecido con la Virgen de los Dolores del Misterio de la Piedad de Los Servitas, apreciable en mirada baja, hoyuelo, seño fruncido.

El paso de Cristo es de madera de caoba y se encuentra en proceso de tallado de la canastilla, tiene en ella capillas con relieves de la pasión y esta iluminado por cuatro hachones.

El de palio es de terciopelo negro liso y procesiona la virgen con manto bordado sobre terciopelo del mismo color.

Ambos pasos realizan su salida procesional el Viernes de Dolores, para intentar uir de la coincidencia de esta salida un día de la Semana Mayor con el resto de las cofradías de Sevilla y provincia y las dificultades que ello conllevaría, aunque en la actualidad el Viernes de Dolores sea ya un día bastante poblado también.

Sus nazarenos, unos 400 aproximadamente visten túnica negra con capa y antifaz morados.

                    

                    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotos: Eduardo Fdez. López 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.