Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Glorias
  • viernes, 22 de septiembre de 2017
  • faltan 184 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia: La hermandad de la Vera Cruz de Benacazón


 Eduardo Fdez. López. La Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo de la Vera Cruz y María Santísima de los Dolores se encuentra establecida canónicamente en la Ermita de la Vera Cruz, construida sobre los terrenos de su antigua capilla, demolida en los años sesenta por su estado ruinoso.

Hermandad fundada en el siglo XVI, en aquella época según sus primeras reglas la hermandad era propietaria de un hospital, dedicado a atender a pobres y transeúntes, hermanos y familiares y todo aquel necesitado.

En esta hermandad, como en todas de aquella época, sus hermanos se dividían en dos grupos, los de sangre y los de luz, por lo que el mencionado hospital era también el encargado de curar las heridas que los hermanos de sangre se producían durante su estación de penitencia del Jueves Santo, este carácter de sangre lo mantuvo la hermandad hasta su prohibición en el siglo XVIII.

 El Cristo de la Vera Cruz es obra anónima de estilo manierista del siglo XVI, realizado en telas de lino encoladas sobre madera.

Este Cristo posee cabellera de pelo natural y una característica enagüilla de terciopelo con bordados en oro a modo de sudario, por lo que es conocido en todo el aljarafe sevillano como “El Cristo de la enagüilla”

Esta enagüilla fue sustituida en una serie de remodelaciones a la talla realizadas en 1973 por Antonio Eslava Rubio, tallándole un sudario, estos cambios no convencieron a sus hermanos por lo que en el año 1996 se decide devolverle a la imagen todo su estado anterior en una nueva restauración.

Actualmente procesiona sobre paso de madera barnizado en caoba realizado por Julián Sánchez en 1985 réplica del anterior, adquirido a la hermandad de la Vera Cruz de Sevilla, conservando en la actualidad las cartelas originales realizadas por Antonio Castillo Lastrucci.

 La Imagen de la Virgen de los Dolores es obra anónima de finales del siglo XVIII, atribuida al círculo de Cristóbal Ramos, realizada en terracota policromada arrodillada y con las manos entrelazadas, hasta que en 1973 Antonio Eslava adaptó su candelero para que permaneciera de pie junto a la cruz y le talló nuevas manos.

El paso de palio, bambalinas, manto y saya de la Virgen son de terciopelo negro con bordados en oro realizados por Manuel Rodríguez Ojeda, los varales y respiraderos son de orfebrería de Antonio Santos y el resto de orfebrería realizado en los talleres de Hijos de Juan Fernández.

Los nazarenos que acompañan a la hermandad la tarde del Jueves Santo visten túnica y capa en lana merina de color crema y antifaz de terciopelo verde.

La hermandad también realiza un Vía Crucis trasladando las imágenes a la parroquia de Santa María de las Nieves donde celebra sus cultos cuaresmales.

También, el primer Domingo de Septiembre y cercana la festividad de los Dolores se celebra un Rosario de la Aurora con la Virgen por las calles de Benacazón.

                    

Fotos: Juan Alberto García Acevedo y Eduardo Fdez. López








Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.