Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • jueves, 19 de julio de 2018
  • faltan 269 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia: La hermandad de la Vera Cruz de Mairena del Alcor


 Eduardo Fdez. López. Hoy nos marchamos hacia Mairena del Alcor, allí, en la parroquia mayor de Nuestra Señora de la Asunción tiene su sede la Hermandad y Cofradía de nazarenos del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, María Santísima de la Ancilla en su Mayor Dolor y Traspaso y San Juan Evangelista, conocida como la hermandad de la Vera Cruz.

Esta es una de las hermandades de la Vera Cruz más antiguas de la provincia, fundada en el año 1470 y al igual que la mayoría de las hermandades de la Vera Cruz se relaciona su fundación con la orden franciscana, en este caso con la comunidad de Santa María del Alcor.

Podemos destacar a lo largo de su historia los conflictos surgidos en 1673 con la otra hermandad del templo, la de Jesús de la Humildad y la Virgen de los Dolores.

 En ese año la hermandad envía a la autoridad eclesiástica un expediente para que mediara en el conflicto entre ambas hermandades referente al día de salida y hora, ya que la hermandad de la Vera Cruz debido a los abusos que sufría en la Madrugada del Viernes Santo decidió cambiar su salida al Jueves Santo, después de recogerse la de la Humildad.

Una vez solucionado momentáneamente este conflicto surgen de nuevo los intereses de Vera Cruz, que al ser de sangre no quería para evitar competencias que la Humildad, por aquel entonces de luz, pasase a ser de sangre.

Finalmente la Autoridad Eclesiástica medió en el asunto a favor de Vera Cruz, continuando esta como única hermandad de sangre saliendo asi de la crisis en la que se había visto envuelta.

 En Julio de 1936 la hermandad perdió en el incendio de la parroquia a sus imágenes titulares, debido a los incidentes de la Guerra Civil, hasta que en los primeros años de posguerra decidieron adquirir imágenes antiguas que se encontrasen en las iglesias y conventos de Sevilla, en detrimento de adquirir imágenes de nueva realización.

El Cristo de la Vera Cruz es de la escuela Sevillana del siglo XVIII, atribuido a dos escultores, uno se encargaría de realizar el cuerpo en pasta de madera y otro, posiblemente Cristóbal Ramos le talló la cabeza en barro cocido.

Fue recogido del Convento de San Gregorio de Sevilla, donde lo había depositado la hermandad de La Lanzada que esta a su vez lo adquirió procedente de la capilla de la Antigua y Siete Dolores, hoy capilla de Montserrat.

 Procesionó con la hermandad de la Lanzada hasta 1928 e incluso llegó a procesionar también un año con la hermandad de la Hiniesta, concretamente en 1935.

En 1992 Luis Álvarez Duarte le realizó su actual cuerpo en madera de cedro, respetando en todo momento la hechura del cuerpo original en pasta de madera.

Por las calles de Mairena procesiona sobre paso de estilo neobarroco con candelabros de guardabrisas, tallado en 1965 por José Martínez.

La Virgen de la Ancilla procede igualmente de Sevilla, se encontraba en el convento de las Mínimas donde permaneció hasta 1940 bajo la advocación de Nuestra Señora en sus Misterios Dolorosos.

Algunos de sus rasgos como cabeza inclinada con manos juntas la atribuyen a Montes de Oca, en 1993 al igual que el Cristo fue restaurada en el taller de Luis Álvarez Duarte.

Procesiona sobre paso de palio con bambalinas de malla bordada y techo en color verde realizado por las monjas de la congregación filipense de Sevilla y Ecija.

                   

                   

  Fotos: Eduardo Fdez. López










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.