Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • viernes, 20 de julio de 2018
  • faltan 268 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia: La hermandad de los Aceituneros de Utrera


 Eduardo Fdez. López. Ilustre Hermandad de Nuestro Padre Jesús atado a la columna, María Santísima de la Paz y San Pedro Príncipe de los Apóstoles.

Hermandad establecida canónicamente en la parroquia de Santa María de la Mesa, la talla del Cristo es venerada en un retablo propio  en la capilla de los Gordillos y en la antigua capilla de San Pedro la Virgen de la Paz.

Que en un mismo pueblo haya dos cautivos, dos nazarenos o dos crucificados es muy habitual, lo que es más difícil es encontrar por toda la provincia de Sevilla es dos hermandades de penitencia que rindan culto a Jesús Atado a la columna.

Esto precisamente ocurre en Utrera, donde se representa este pasaje evangélico en la hermandad del Santo Entierro y esta que hoy nos ocupa de Los Aceituneros, dos grandes obras de la imaginería procesional utrerana.

 Esta hermandad, conocida popularmente como de Los Aceituneros fue fundad en 1959 por un grupo de jóvenes del gremio de la aceituna que comenzaron a rendir culto a una imagen de Jesús atado a la columna junto a un busto de dolorosa que habían sido cedidos en deposito por el párroco.

En Febrero de 1960 fueron aprobadas por parte de la autoridad eclesiástica sus reglas, en la cuaresma de ese mismo año se celebraron los primeros cultos a Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna, finalizando el último día con la bendición de la imagen de María Santísima de la Paz, imagen antigua de autor anónimo restaurada por el imaginero Pedro Hurtado.

La imagen de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna es una obra que con gran calidad artística se ha atribuido durante mucho tiempo a Francisco Antonio Ruiz de Gijón, aunque recientes estudios atribuyen su hechura a Benito de Hita y Castillo, al igual que la pequeña Dolorosa que recibía culto en su altar.

 En 1987, el escultor sevillano Manuel Ramos Corona realiza la nueva imagen de la dolorosa.

La Stma. Virgen tiene dedicada una barriada en Utrera, que visitó en andas el día de su inauguración, justo al lado de la antigua plaza de toros, hoy solar.

La pasada cuaresma de 2005, un cirio encendido cayó sobre la Virgen durante la celebración de los cultos, la rápida actuación de las personas allí presentes evitó que la imagen sufriera daños mayores, sufriendo solamente algunos desperfecto en la policromía que fueron subsanados con gran rapidez por su autor Ramos Corona, con el fin de que la imagen pudiera procesionar en Semana Santa.

El paso de Cristo se estrenó en 2003, está realizado en madera de cedro siguiendo el estilo Rococó e inspirado en el retablo donde se venera la imagen, obra del tallista Antonio Ibáñez, va iluminado por cuatro faroles en plata de ley, obra del orfebre Manuel de los Ríos.

El paso de María Santísima de la Paz tiene peana, candelería, varales, candelabros de entrevarales y candelabros de cola realizados en Orfebrería por los talleres de hijos de Juan Fernández, así como respiraderos del taller de Villarreal.

Efectua su salida procesional por las calles de Utrera, en la tarde del Miércoles Santo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

      

Fotos: Eduardo Fdez. López, Miguel Angel Falcón Peña y Emilio Muñoz Leal.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.