Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • jueves, 29 de octubre de 2020
  • faltan 150 días para el Domingo de Ramos

El Consistorio paga para que se televise el Pregón. Redacción. Diario de Sevilla


El Ayuntamiento apuesta por el pregón. La Delegación Municipal de Fiestas Mayores se hace cargo del canon de 10.000 euros a pagar al Teatro Maestranza para que este año también pueda ser televisado el Pregón. Dada la falta de acuerdo entre el Consejo de Cofradías, el teatro y las emisoras sobre quién debe pagar esta tasa, el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha dado instrucciones para que este coste sea asumido desde el Consistorio. Esta tasa está incluida desde 2006 en el convenio de los trabajadores del teatro y, según su contenido, los empleados tienen derecho a repartirse ese suplemento en caso de que el acontecimiento sea televisado.

Aunque el Consejo adelantó en 2006 el pago de este canon, ninguna parte ha querido asumirlo este año. El propio cardenal, monseñor Amigo, pidió a primera hora de la mañana de ayer un acuerdo para "acercar el pregón a los sevillanos". El Ayuntamiento decidió horas después afrontar el pago. El purpurado fue claro: "Todos tenemos que dar las máximas facilidades para que no paguen las consecuencias aquellas personas que no pueden presenciar el Pregón".

Aunque el cardenal confesó no entender cómo se gestionan económicamente este tipo de acontecimientos, sugirió "que se conceda algún tipo de subvención para que se llegue a un acuerdo entre las administraciones y los medios de comunicación locales dispuestos a retransmitir el acto.

Por otra parte, el purpurado, con motivo de una conferencia sobre la cuaresma en Sevilla en el club Antares, aludió a que, aparte de las obras, los "grandes problemas entre comillas" de esta cuaresma han sido "la situación de unas hermandades en la carrera oficial" tras la incorporación del Carmen Doloroso, una de las de "vísperas", al Miércoles Santo, y otra, la Resurrección, que ya hace estación de penitencia, "pero que lleva tiempo procurando una situación que parece más adecuada", como es salir en la tarde del Sábado Santo.

Para el cardenal, los medios de comunicación reflejan, en general, "lo que preocupa más" al Consejo y a las juntas de gobierno, aunque las hermandades "son mucho más que eso", y afirmó en ese sentido que esos "problemas están en las juntas de gobierno", no en los actos cuaresmales y en la vida de sus "hermanos de a pie".

También apuntó a que las hermandades son reacias a que se "inmiscuyan desde fuera" en su vida, igual que ocurre con las familias, cuando "dentro somos un poco críticos, pero no toleramos que nadie de fuera la critique".

Tras resaltar la gran responsabilidad y difícil labor que tienen las juntas de gobierno, el cardenal arzobispo de Sevilla incidió en que "puede ser que nos estemos mirando muchas veces los unos a los otros: las hermandades al Consejo, el Consejo a Palacio (el Arzobispado)...", cuando "sería mejor que todos juntos miráramos al pueblo y a las hermandades a las que tenemos que servir".

Monseñor Amigo añadió que "nos sobra publicidad y nos falta popularidad, no en el sentido de propaganda, sino de acercarse al pueblo" para saber lo que la comunidad "necesita de cada uno de nosotros".










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.