Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • viernes, 20 de julio de 2018
  • faltan 268 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia: La hermandad de la Soledad de Gerena


 Eduardo Fdez. López. Primitiva, Real e Ilustre Hermandad y cofradía de nazarenos del Santo Entierro de Cristo, Nuestro Señor de la Paz en su Resurrección Gloriosa, Maria Santísima de la Soledad Coronada y San Sebastian Mártir, copatrón de la Villa de Gerena

De fundación desconocida, la documentación avala su existencia ya en el siglo XVI, a la vista de diversas circunstancias documentales.

Este desconocimiento de los orígenes fundacionales de la hermandad se ve acrecentado tras el incendio que en 1931 destruyó la parroquia. En este desafortunado acontecimiento la hermandad aunque no perdió sus titulares si perdió gran parte de su archivo.

Tiene su sede canónica en la capilla de la Soledad, propia, primitiva ermita de Santa María de la Asunción y San Sebastián.

El retablo mayor de la capilla data del año 1760, de estilo rococó, cuenta con tres calles separadas por estípites, remate y hornacina.

 La Virgen de la Soledad figura en el centro del retablo, esta dolorosa es una talla anónima de la segunda mitad del XVIII retocada a finales del XVIII.

Junto a ella el antiguo Resucitado y San Sebastián.

Antiguamente a la Virgen se le colocaban lágrimas para procesionar el Viernes Santo, estas se le quitaba para la procesión del Domingo de Resurrección y la festividad de la Asunción, que es cuando este hermandad le dedica triduo y besamanos a esta imagen.

En 1988, año Santo Mariano, el arzobispo de Sevilla fray Carlos Amigo Vallejo eligió a esta dolorosa para la exposición “Mater Dolorosa” celebrada en la Caja San Fernando de Sevilla.

A uno de los lados del altar mayor nos encontramos con el Cristo Yacente, una imagen del siglo XVI, de estilo gótico tardío introducido en una urna tallada y policromada en el siglo XVIII.

 Era tradición hasta los años cuarenta celebrar con esta imagen la ceremonia del descendimiento.

Y al otro de los lados de la capilla vemos el misterio, denominado según San Juan, Noli metangere, compuesto por el Cristo de la Paz, un resucitado realizado en 1999 por Dubé de Luque y María Magdalena, del mismo escultor pero de 1990.

La hermandad hace su estación de penitencia el Sábado Santo con el Santo Entierro y cada tres años realiza su salida el Domingo de Resurrección.

El sábado procesiona el Cristo Yacente, en un paso llevado por 35 costaleros y tallado por Guzmán Bejarano en los años setenta con figuras de angelitos, profetas y evangelistas tallados por Luis Ortega Brú.

El paso de palio tiene faldones de terciopelo granate, respiraderos de Manuel de los Ríos, varales y jarras de Jesús Domínguez, candelería de Manuel Seco Velasco y José Jiménez, peana de Fernando Marmolejo y bambalinas y techo de palio de terciopelo rojo bordado por Carrasquilla.

En la salida del domingo procesiona el misterio antes comentado y la Virgen de la Soledad, pero en esta ocasión vestida de blanco y bajo palio con bambalinas de raso blanco bordadas en el convento Santa Isabel de Sevilla.

Fotos: Eduardo Fdez. López










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.