Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Glorias
  • domingo, 24 de septiembre de 2017
  • faltan 182 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia: La hermandad de la Virgen de los Dolores de Cañada del Rosal


 Eduardo Fdez. López. Cañada Rosal es una pequeña población de la campiña sevillana, esta localidad ya la visitamos el pasado verano para conocer a sus patronos, San Joaquín y Santa Ana, en esta ocasión volvemos a la iglesia parroquial de Santa Ana, templo moderno edificado en 1978 sobre el solar que ocupó la antigua capilla de la época colonial.

Volvemos allí  para conocer una de sus hermandades de penitencia, o mejor dicho dos, ya que aunque sean dos hermandades distintas ambas realizan sus cultos e incluso su estación de penitencia como si de una sola corporación tratase.

Una es la del Cristo de la Misericordia y otra la de Nuestra Señora de los Dolores, ambas realizan la salida procesional en la noche del Viernes Santo formando una sola cofradía y vistiendo todos sus nazarenos túnica, antifaz y fajín morado con capa blanca.

 Pero la particularidad de la Semana Santa de esta localidad no queda ahí, ya que la Virgen de los Dolores también procesiona el Sábado Santo en el desfile procesional de la hermandad del Santo Entierro.

Centrándonos en la procesión del Cristo de la Misericordia y la Virgen de los Dolores, el crucificado procesiona sobre un paso ejecutado en madera en 1983 por un taller de carpintería de la localidad con faldones de terciopelo morado.

Por su parte, la Virgen de los Dolores es procesionada en un paso donado por un hermano, es una obra de gran sencillez realizado en madera, con perfiles y líneas rectas, llevando faldones de terciopelo en color rojo. Este paso es el mismo que se utiliza tanto para la salida del Viernes Santo con el crucificado como para la del Sábado Santo con el Cristo Yacente, cambiando sólo la manera de vestir de la Virgen.

Esta dolorosa posee dos coronas, ambas realizadas en el taller de orfebrería de los Hermanos Angulo de la ciudad de Lucena. La corona más antigua, en metal plateado, se utiliza el Sábado Santo y diariamente, mientras que la corona dorada, donación de una hermana y estrenada en 1990 es la que se utiliza en la salida del Viernes Santo.

Fotos: Manuel Pinto Montero








Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.