Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • viernes, 20 de julio de 2018
  • faltan 268 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia. La hermandad de Paz y Caridad de Estepa


El Santísimo Cristo atado a la columna es obra del escultor antequerano Andrés de Carvajal y Campos Eduardo Fdez. López. Visitamos hoy por primera vez Estepa y la primera hermandad que vamos a conocer es la Archicofradía Sacramental de Paz y Caridad de la Pura y Limpia Concepción de María y Real hermandad de nazarenos del Santísimo Cristo Amarrado a la Columna y María Santísima de la Esperanza, conocida popularmente como la hermandad de Paz y Caridad.

Sus orígenes se remontan a principios del siglo XVI en la ermita de Vera Cruz, fundada con el fin caritativo de asistir afásica y moralmente en los momentos finales a los que tenían que ser ajusticiados, encargándose de su entierro y de las misas para sufragio de sus almas tal y como hacía la hermandad de la Santa Caridad de Sevilla.

Reside esta hermandad en una capilla de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los remedios, bendecida en abril de 1999 tras su ampliación y remodelación.

María Santísima de la Esperanza fue realizada por el escultor catalán J. Carcina en 1896 Este templo de origen medieval, fue remodelado en el siglo XVIII, en cuanto a la capilla de la hermandad esta es de plata rectangular de dos tramos de cubierta y abovedad de medio cañón con lunetas.

En el altar situado a los pies, bajo arco de medio punto rematado por el escudo de la hermandad y sobre peana de plata con sagrario, son veneradas las imágenes titulares de esta hermandad.

El Santísimo Cristo atado a la columna es obra del escultor antequerano Andrés de Carvajal y Campos y como su propia advocación indica representa el momento en el que Jesús es amarrado a una columna a la espera de ser flagelado.

María Santísima de la Esperanza fue realizada por el escultor catalán J. Carcina en 1896, restaurada un año después por Emilio Pizarro tras los desperfectos ocasionados en su traslado desde Barcelona en un carro. Es una dolorosa de candelero de rostro dulce y sereno gozando en esta localidad de gran popularidad.

En abril de 1995 la hermandad añadió como titular a la imagen de la Inmaculada Concepción que se venera también en este templo aunque es propiedad de la parroquia de Santa María de la Asunción. Es una imagen para vestir obra del escultor sevillano Juan de Astorga del siglo XIX.

En el altar situado a los pies del templo, bajo arco de medio punto rematado por el escudo de la hermandad y sobre peana de plata con sagrario, son veneradas las imágenes titulares de esta hermandad

Mirada de Ntra. Sra. de la Esperanza La estación de penitencia de la esta hermandad tiene lugar el Jueves Santo con dos pasos, en el primero el misterio en el que Jesús es flagelado por un judío mientras que un centurión romano presencia la escena.

Este paso es de estilo neobarroco realizado por el tallista sevillano Antonio Díaz Fernández.

El paso de palio en el que procesiona la Virgen de la Esperanza lleva rica orfebrería salida de distintos talleres, entre ellos Manuel Seco Velasco, Hijos de Juan Fernández y Marmolejo.

Las bambalinas fueron confeccionadas al igual que el manto en el convento sevillano de Santa Isabel según diseño de José Guillermo Carrasquilla, autor este del techo de palio.

Los 400 nazarenos aproximadamente que realizan la estación de penitencia visten túnica y capa blanca con antifaz, botonadura y cíngulo del típico color de la esperanza, el verde.

Rostro de dolor del atado a la columna La Esperanza ataviada para la festividad de la Inmaculada

La estación de penitencia de la esta hermandad tiene lugar el Jueves Santo

Como su propia advocación indica representa el momento en el que Jesús es amarrado a una columna a la espera de ser flagelado

Fotos: Manuel Pinto Montero 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.