Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • jueves, 29 de octubre de 2020
  • faltan 150 días para el Domingo de Ramos

El cardenal Amigo propicia un foro del diálogo con intelectuales sevillanos


Arte Sacro. “Venimos trabajando en la Iglesia de Sevilla con la vista puesta en ofrecer ámbitos para el diálogo, presentando el pensamiento cristiano como una oportunidad para avanzar”. Con estas palabras, el cardenal arzobispo de Sevilla, mons. Carlos Amigo Vallejo, realizó una nueva propuesta a los convocados para reflexionar sobre alguno de los temas centrales del cristianismo con gran incidencia en la vida social, como es el caso del mundo de la formación y de los valores. En este sentido, subrayó también que la vitalidad intelectual supone “más audacia que temor, más afán de progresar, más interés por la relación con el otro que por la propia complacencia”.

Los asistentes, un centenar de intelectuales, profesores universitarios, empresarios y profesionales comprometidos con el progreso de la sociedad desde la perspectiva del bien común, subrayaron en sus intervenciones la importancia de que la fe no debe temer a la razón, ni la razón temer a la fe, porque ambas se complementan y necesitan, y deben estar en permanente diálogo buscando la verdad. 

 La convocatoria se hizo coincidir con la fiesta de Santo Tomás de Aquino, referente del pensamiento cristiano a lo largo de los siglos y profundo conocedor del diálogo fe y razón. Este encuentro nace con vocación de continuidad, y una celebración inicialmente prevista al menos una vez al año.

“El pensamiento cristiano, signo de esperanza en una sociedad multicultural”

Muchas han sido las personas que han intervenido en el encuentro a modo de coloquio abierto. Entre los participantes se encontraban Guillermo Rodríguez Izquierdo, rector de la Universidad Fernando III; y Antonio Moreno Andrade, presidente de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Ambos celebraron la iniciativa y subrayaron la importancia de “trabajar para que el pensamiento cristiano hoy sea un signo de esperanza para avanzar en una sociedad multicultural como la nuestra”.

Por su parte, Salvador Fernández Salas, director Gerente de la Cámara de Comercio de Sevilla, apuntó que era necesario transmitir la fe a las nuevas generaciones de una forma comprensible, con un lenguaje más acorde a nuestro tiempo. La catedrática de Psicología Social de la Universidad de Sevilla, Felicidad Loscertales, abundó sobre la importancia de ir más allá de la tolerancia, subrayando más lo que nos une que lo que nos separa. Cerró el turno inicial de intervenciones Enrique Figueroa Clemente, catedrático de Ecología de la Universidad de Sevilla, quien hizo hincapié en la necesidad del testimonio cristiano y de la coherencia entre fe y vida. A continuación, en un animado coloquio moderado por el periodista Fernando Seco, se ampliaron algunas de las reflexiones realizadas en relación con la educación integral, la presencia de los cristianos en multitud de realidades vinculadas al servicio a la sociedad, la solidaridad, el altruismo, el compromiso ético en el trabajo profesional, y la entrega en los lugares más insospechados y olvidados de nuestra sociedad. Se indicó también que muchas iniciativas auspiciadas por cristianos son hoy un testimonio, un valor en alza, en el trabajo, en la diversión, en la cultura, en la política, y también en la lucha contra el cambio climático.

El cardenal Amigo Vallejo, finalmente, formuló también algunas preguntas relacionadas con los temas expuestos: “¿cómo se puede ser hoy creyente e intelectual, creyente y científico, creyente y empresario? Fiel al mundo en que vivimos y fiel a la propia fe, ¿cómo se puede dinamizar el trabajo intelectual y profesional por impulsos que vienen desde la fe, y llegar a una nueva comprensión?, o ¿qué dificultades se encuentran para vivir juntas esas dos realidades y como se pueden vivir en una sociedad plural como la nuestra?”. Para finalizar, el prelado insistió en que “la Iglesia tiene deseo de oír y de aprender, para expresar mejor la fe en un amplio diálogo con el mundo”.

El cardenal estuvo acompañado del presidente del Ateneo de Sevilla, Enrique Barrero; y del vicario general de la Archidiócesis, Francisco Ortiz; además de Antonio Cartagena, de la Conferencia Episcopal Española; José Mazuelos, delegado diocesano de Pastoral Universitaria; y el coordinador del Encuentro, Enrique Belloso, delegado diocesano de Apostolado Seglar.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.