Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • martes, 04 de octubre de 2022
  • faltan 180 días para el Domingo de Ramos

Los personajes del IV Centenario del Santo Ángel. El Cardenal Fernando Niño de Guevara


 Francisco Santiago. El Cardenal Fernando Niño de Guevara fue uno de los personajes toledanos más ilustres de su tiempo: Miembro del Consejo de Castilla y Presidente de la Chancillería de Granada, Cardenal en 1596, Inquisidor General en 1599 y Arzobispo de Sevilla en 1600, falleciendo en 1609, un año después de haber bendecido el templo del Santo Ángel.

El cuadro que ven fue realizado por El Greco en los primeros meses del año 1600. Fue enterrado en el Convento de San Pablo Ermitaño de Toledo.

Era hijo del marqués de Tajares, Don Rodrigo Niño  y sobrino de otro Fernando Niño de Guevara, arzobispo de Granada muerto en 1552, que fue presidente del Real Consejo, patriarca de las Indias, y obispo de Sigüenza.

Nuestro cardenal sevillano estudió derecho en Salamanca, pasando a Cuenca como Arcediano de Moya en la Catedral. En 1570 fue oidor en Valladolid y en 1580 pasó al Consejo de Castilla y después recibió la presidencia de la chancillería de Granada.

Fue cardenal el 5 de junio de 1596 de manos de Clemente VIII, y vivió en Roma hasta 1599 cuando tomó el cargo de inquisidor general, además de miembro del Consejo Real. El 30 de abril de 1601 fue nombrado arzobispo de Sevilla.

Para Fernando Niño de Guevara las Hermandades de penitencia que procesionaban, carecían de la espiritualidad necesaria y practicaban comportamientos irreverentes incompatibles con su carácter religioso, para lo cual organiza un sínodo en 1604 en el que legisla las hermandades y establece una organización clerical de carácter pastoral.

También se hizo famoso por ser el instaurador de “la Carrera Oficial”, al obligar a las Hermandades a pasar por el Palacio Arzobispal, desde donde podía contemplarlas desde su balcón.

Desde 1599 fue Inquisidor General, siendo encausadas más de 2.000 personas por el tribunal durante su mandato, siendo destituido de su cargo en el año 1602. Ese mismo año autentificó las reliquias de Santa Justa y Santa Rufina.

Fuente: http://www.conocersevilla.org










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.