Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Estival
  • jueves, 13 de agosto de 2020
  • faltan 227 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Luciano Míguez pronunció el Pregón del Rocío de Gines


 Arte Sacro. Ante una Parroquia repleta de gente, con la presencia de la Junta de Gobierno de la Hermandad y de representantes de la Corporación Municipal (entre los que se encontraba el Alcalde, Manuel Camino), y del resto de Hermandades, el domingo se celebraba la XXXIX edición del Pregón del Rocío de Gines, que era traducido por vez primera a lengua de signos.

Pronunciado por el capiller de la Hermandad, Luciano Míguez Melo, fue presentado por Manuel Mateos, al no poder estar presente el pregonero de 2007, Alfonso Sánchez.

Así, pasada las 13.00 horas, y tras unas palabras de cariño del presentador, comenzaba un pregón lleno de sentimiento y que hizo que tanto el pregonero como un gran número de asistentes dejaran asomar las lágrimas en más de una ocasión.

Con la historia de la Hermandad como hilo argumental, Luciano fue salpicando de vivencias esos momentos; desde su infancia rociera, sus juegos a carretas chicas y primeros caminos hasta que, gracias a Dionisio, logra ser capiller de la Hermandad.

Uno de los más especiales capítulos de este pregón fue el dedicado a los Hermanos Mayores, especialmente a los últimos, sin olvidar a todos lo que le han acompañado durante estos años y a muchos que se fueron. Las palabras de Luciano fueron acompañadas por el Coro de la Hermandad del Rocío de Gines, que acompañó al pregonero durante su intervención.

En el tramo final del pregón, Luciano apostó por seguir trabajando para tratar de engrandecer aún más la Hermandad, señalando el importante papel de la juventud en este aspecto.

Tras un “Viva Gines y mi Hermandad” y un gran aplauso, el Hermano Mayor de la Hermandad, Alfonso Melo, hizo entrega al pregonero de un obsequio conmemorativo. Ante la presencia del Alcalde, Manuel Camino, también recibieron obsequios Manuel Mateos y las esposas tanto de Manuel como de Luciano.

Con el toque a tamboril de la Marcha Real, a cargo de Manuel León “Tapín”, y las felicitaciones de los asistentes, se puso fin a un pregón contado desde lo más hondo. Finalmente, se celebró la tradicional comida en honor al pregonero, que tuvo lugar en los Salones José Olivares.

Foto: Ayuntamiento de Gines 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.