Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • jueves, 19 de julio de 2018
  • faltan 269 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia. La hermandad del Nazareno de Mairena del Alcor


 Eduardo Fdez. López. El Viernes Santo por la mañana realiza su estación de penitencia la hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Amargura de la localidad sevillana de Mairena del Alcor.

Uno de los momentos más esperados durante todo el año, es sin duda, cuando al rayar el alba, desde la ermita de San Sebastián, comienza esta hermandad de Jesús su largo recorrido hasta el Calvario en el Castillo de Luna, para el Sermón, donde la Verónica realiza el acto de limpieza del rostro del Nazareno. Mirando hacia la vega y escoltado por los "armaos", el de la Cruz a cuestas atraviesa los el olivar del Castillo emulando aquel remoto huerto de Getsemaní.

La imagen de Jesús Nazareno es de estilo barroco del siglo XVII y sustituyó a otra, debido a su expoliación y quema en la fatídica noche del 19 al 20 de julio de 1936. Llegó a Mairena en el verano de 1936, procedente de la Iglesia de San Francisco de Carmona y procedía del desaparecido convento del Carmen.

La cesión de la imagen a la hermandad en calidad de depósito se debió a las arduas gestiones llevadas a cabo por un grupo de cofrades encabezados por D. Julián Hernández y sobre todo por el párroco de la villa D. Rafael Fernández Reyes.

  

 Al llegar la imagen fue restaurada por el entonces desconocido imaginero-escultor Sebastián Santos, juntamente con carpinteros locales, siendo bendecida para el culto el día 10 de enero de 1937 por el mencionado párroco y trasladada en solemne procesión desde la iglesia parroquial hasta la ermita. Fue entonces la primera imagen sagrada que poseía esta localidad de los alcores después del infortunio saqueo y quema realizado por las hordas comunistas en todos los templos.

Ayuda a Jesús a cargar con la cruz una escultura de Simón de Cirene, adquirida por la hermandad en el año 1957 del taller que en la calle Júpiter de Sevilla tenían los tallistas; José Martínez y Fernando Villar. Es de talla completa de madera noble y policromado de fecha y autor desconocido. Es una imagen que puede procesionar en su policromado natural o bien, como últimamente lo viene haciendo, vestido con ropa a la usanza de la época.

Procesionan ambas imágenes sobre un paso de estilo barroco sevillano, realizado en el año 1950 en el taller de carpintería que en la calle Sarmiento Aguilar poseían los Hnos. Martínez Marín, siendo tallado por José Martínez y Fernando Villar, ambos vecinos de Sevilla.

Nuestra Señora de la Amargura es una imagen de candelero, fechada en el final del siglo XVIII o principio del XIX y de autor desconocido. Procedía, al igual que la imagen del Nazareno, de la iglesia de San Francisco de Carmona, llegando algunas fechas después.

 La restauró y ensambló al final del año 1940 el mismo Sebastián Santos al venir en un lamentable estado de deterioro y conservación. En el año 1969 fue nuevamente tocada por Francisco Buiza y posteriormente en el año 1991 fue restaurada a fondo por Jesús Santos Calero en Sevilla. Procesionó por primera vez en el año 1941.

La imagen de San Juan Evangelista es de vestir y fue tallado en madera de ciprés en el año 1948 por el imaginero contemporáneo del vecino pueblo de Alcalá de Guadaira, Manuel Pineda Calderón. Fue bendecido el domingo 27 de marzo de 1949, haciendo por primera vez la estación de penitencia en dicho año, desde entonces viene acompañando a Ntra. Sra. de la Amargura todas las mañanas de Viernes.

El paso de palio es de estilo sevillano, con orfebrería de Seco Velasco e Hijos de Juan Fernández con bordados de Carrasquilla y los bordadores locales Andrés Sánchez y Manolo Alba.

Los nazarenos el discurrir procesional de esta hermandad visten túnica blanca con bocamangas y botonadura morada al igual que el antifaz y cíngulo amarillo.

Fotos: Eduardo Fdez. López










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.