Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Pascua
  • sábado, 17 de abril de 2021
  • faltan 358 días para el Domingo de Ramos

El cardenal recibirá a las asociaciones de afectados por el síndrome de fatiga crónica


Arte Sacro. El cardenal arzobispo de Sevilla, mons. Carlos Amigo Vallejo, recibirá hoy miércoles en audiencia a los representantes de asociaciones andaluzas de afectados por la Encefalopatía Miálgica, enfermedad más conocida como Síndrome de Fatiga Crónica (SFC). En la audiencia, que tendrá lugar a las doce del mediodía, el cardenal será informado de las reivindicaciones que expondrán unos veinte representantes de cinco asociaciones de afectados. En la comitiva se encuentran, entre otras autoridades, Manuel Ojeda, en representación del Colegio Oficial de Farmeceúticos de Sevilla; y el letrado Juan Palma, especialista y afectado por esta enfermedad.

El Síndrome de Fatiga Crónica es una enfermedad grave, compleja y debilitante, caracterizada por una fatiga intensa, física y mental, que no remite, de forma significativa, tras el reposo y que empeora con actividad física o mental. La aparición de la enfermedad obliga a reducir sustancialmente la actividad y esta reducción de actividad se produce en todas las actividades de la vida diaria. El impacto en la vida del enfermo es demoledor, tanto por la enfermedad en sí misma como por el aislamiento e incomprensión del entorno, de hecho, las medidas validadas de calidad de vida, cuando se comparan con otras enfermedades, evidencian que el SFC es una de las enfermedades que peor calidad de vida lleva aparejada.

Según detalla Juan Palma, las reivindicaciones de este colectivo "no son otras que seguir insistiendo para que se pongan en marcha los mecanismos necesarios para la normalización definitiva de estas enfermedades, que sean reconocidas plenamente por la sanidad pública española, en plano de igualdad con las ya más conocidas dolencias". El fin último no es otro que "mejorar la salud y la calidad de vida de estas personas a las que la enfermedad suele destrozar física y psicológicamente, y que suele conducirles con sus familias a un estado de pobreza real, dado que provocan en muchas ocasiones la péridida del trabajo, vivienda, matrimonio y los ahorros de toda una vida", destaca. Las asociaciones de afectados hacen especial hincapié en que se sepa que algunos enfermos quedan postrados en la cama, sentados en sillas de ruedas o confinados en sus casas para el resto de sus vidas, "consecuencias éstas que podrían sin duda evitarse, o al menos dulcificarse o frenarse, con un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado", concluye Palma.

Las asociaciones tienen prevista una manifestación el próximo día 8 para pedir un trato por parte de la sanidad española acorde con la grave problemática que se esconde detrás de una enfermedad desconocida por la mayoría de la opinión pública.

 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.