Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Cuaresma
  • miércoles, 24 de febrero de 2021
  • faltan 32 días para el Domingo de Ramos

Resurgir en Primavera. Alberto de Faria Serrano.


 Preludio de la Gloria.. Designio divino. Estremecimiento telúrico. Las estrellas alumbran el resurgir de la vida. Todo está previsto. En San Luís todo gravita sobre su el sentido de la Resurrección. En ella está, o debería estar, el centro de nuestra fe, porque “si no resucitó Cristo, vana es nuestra predicación, vana también vuestra fe” (1 Co. 15, 14), nos advierte San Pablo.  Su  Resurrección  “fue un acontecimiento histórico demostrable  no solo por la señal del sepulcro vacío y las vendas en el suelo (cf. Jn. 20, 6), si no por la realidad de los encuentros de los Apóstoles con Cristo resucitado”. Sin embargo, la Resurrección también es “centro que trasciende y sobrepasa a la historia”.

Su resurrección significa por sí misma que ha escapado de la muerte y de la corrupción del cuerpo y de sus debilidades. Resurge de las tinieblas como se levanta el amanecer de un día soleado de Primavera. Resurrección es sinónimo de conversión. Es complemento de purificación y de  salvación  de lo mejor de nosotros mismos. Por eso el significado de la Resurrección  debería adquirir toda su naturaleza en nuestra Semana Santa  y otorgarle la relevancia conmemorativa que se merece.

Los principios  estéticos y los valores logísticos no han de supeditar la celebración de tan magna Misterio que da sentido a todas nuestras creencias. Pero tampoco han de servir para solaparlo simultáneamente a otros igualmente relevantes. En San Luís no desesperan porque saben que algún día Resurgirán de su sepulcro, se despojaran de sus vendas y de las ataduras del sufrimiento y se encontrarán con otros Apóstoles. O en la Campana o al pie de la Torre Vigía de la Fe. Ya  variara el rumbo su veleta.

Foto: Paco Dópido.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.