Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Estival
  • sábado, 19 de agosto de 2017
  • faltan 218 días para el Domingo de Ramos

Los otros crucificados de Sevilla: El del ático del retablo del monasterio de San Clemente


 Eduardo Fdez. López. En la capilla mayor del Real Monasterio de San Clemente nos encontramos con uno de los mejores retablos sevillanos.

Encargado en un principio a Martínez Montañés, fue realizado por Felipe de Ribas y su hermano Gaspar entre 1639 y 1647. En el ático de este retablo nos encontramos con este crucificado.

Representa a un cristo muerto clavado a una sencilla cruz arbórea por tres clavos, con cabeza sin corona de espinas que cae sobre el lado derecho del pecho.

A la altura a la que se encuentra nos impide fijarnos bien en sus detalles, por lo que nos impide aventurarnos a decir si la imagen es de la misma época que el retablo.

Presenta bastante sangre en todo su cuerpo, desprendiendo un gran reguero por la llaga derramándose por los pliegues del sudario.

Junto a el aparecen las Virtudes y rematando este magno retablo el Padre Eterno.

Todo este retablo fue policromado, estofado y dorado por Valdés Leal en 1680. En el aparecen también las figuras del titular del templo, San Clemente, San Benito, San Bernardo, la Inmaculada, San Fernando y San Hermenegildo.

Fotos: Francisco Santiago







Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.