Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • sábado, 24 de septiembre de 2022
  • faltan 190 días para el Domingo de Ramos

Opinión. La ampliación y San Hermenegildo. El Diputado de Cruces.


Decía en un artículo anterior que el nuevo Consejo General tiene entre manos dos asuntos que van a dar más de un quebradero de cabeza a la Junta Superior. Por un lado, está la pretendida ampliación de la carrera oficial por el Archivo de Indias, auspiciada por el Ayuntamiento usando supuestas “razones” de índole social. Esta ampliación perjudica gravemente a varias hermandades que tendrían que aumentar bastante sus horarios de permanencia en la calle, con todo lo que ello conlleva.  Por tanto, parece que la respuesta es fácil y tiene una sola palabra: no. ¿Por qué, entonces, se ha pospuesto un año más dar dicha respuesta?

Además, está claro que la propuesta del Ayuntamiento, aparte de enmarcarse en el descarado intento de quitarle a la Semana Santa lo más posible de su carácter religioso  para hacer fuerza en su aspecto de mero espectáculo para los sentidos (recordemos que, según el actual laicismo militante, la práctica religiosa debe quedar para el ámbito interior y personal, olvidando que, precisamente, la Semana Santa es un enorme y majestuoso acto de culto externo y público, pero claro, si somos los cofrades los primeros que lo olvidamos…), viene acompañada de ciertas “sutiles medidas de presión”: ahora hago caer que no voy a participar en los gastos de montaje de sillas y palcos, ahora me niego a pagar el canon para los trabajadores del Maestranza el día del pregón, ahora digo que en la zona ampliada se podrían poner también filas para abono (¡más ingresos para las hermandades!, con lo que a los que sólo  piensan en el dinero ya se les han alegrado los ojos) y alguna que otra más. En fin, lo normal en el mal llamado arte de la política.

El otro asunto es la solicitud de San Hermenegildo para sede del Consejo, petición que se hace a su dueño, qué casualidad, el Ayuntamiento de Sevilla. Suponiendo que la respuesta sea positiva, ¿creen ustedes que va a ser a cambio de nada, por amor a la Semana Santa? ¿Y qué va a pedir el Ayuntamiento a cambio, o mejor, qué quiere conseguir el Ayuntamiento de las hermandades? ¿A que sí, a que es eso?

No voy a ser yo y aquí el que me ponga a discutir sobre si el Consejo necesita una nueva sede, aunque creo que el mundo de las hermandades tiene en este momento otras prioridades. Lo que sí manifiesto es que si se quiere tal nueva sede, que se busque de forma independiente, sin tener que deberle favores a ninguna institución laica y, mucho menos, a una que está gobernada por grupos cuya política es claramente hostil hacia la religión católica.

Independencia. Ese debiera ser el santo y seña de las hermandades y de su Consejo. Independencia económica y moral que nos permitiera no tener que soportar esas sutiles presiones que mencionaba más arriba, que nos hiciera libres para poder decir no cuando los estimemos necesario y para, por citar un ejemplo, llevar de una vez el Pregón de la Semana Santa a un lugar sagrado (la Catedral, la iglesia del Salvador o cualquier otro) donde el alcalde fuera como lo que es, el representante de la ciudad en un acto religioso, al que se le invita por la cortesía y educación que siempre hemos tenido las hermandades y donde quepan todos los que quieren escucharlo en directo. Pero, claro, Don Adolfo ya ha manifestado que no cree en la autofinanciación y, así, la independencia es imposible.

En fin, que creo que estos dos asuntos están (y van a estar) muy relacionados y me temo que el nuevo Consejo General nos va a seguir metiendo en política. Y ahí, no lo duden, llevamos las de perder.

diputadocruces@yahoo.es

Artesacro no se hace responsable de la opinión de sus colaboradores; en cualquier caso, pueden dirigirse a ellos directamente usando la dirección de correo electrónico que aparece en la página.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.