Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • martes, 17 de julio de 2018
  • faltan 271 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia. La Hermandad de la Soledad de Huévar del Aljarafe


 Eduardo Fdez. López. La Real y Muy Antigua Hermandad y Cofradía de Ntra. Sra. de la Soledad, Santo Entierro de Cristo y Gloriosa Resurrección de Jesús de la localidad sevillana de Huévar del Aljarafe se crea en el año 1.556, aunque en tiempos anteriores, ya se daba culto en la localidad a las advocaciones de Ntra. Sra. de la Soledad y al Santo Entierro de Cristo.

La Hermandad posee tres imágenes titulares, no se conocen los autores de las imágenes, del Cristo Yacente se tiene constancia de que figura en la iglesia  y en la Hermandad desde el año 1.621.

La Virgen de la Soledad es atribuida al quehacer de la Roldana, tal y como ocurre con otras imágenes también llamadas de la Soledad y que se veneran en otras localidades sevillanas.

La Hermandad posee capilla propia en un lateral de la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción, un templo con aspecto de fortaleza ubicado en una elevación del terreno, se fecha su construcción a finales del siglo XIII.

 Tuvo la Hermandad ermita y un hospital bajo la denominación de Ntra. Sra. de la Luz, tenía también fincas y casas de las que obtenía rentas y bienes. Esto fue así al menos hasta mediados del siglo XIX.

La capilla actual fue restaurada en 1.986, respetando el estilo original en que fue construida, en ella además de los titulares destaca el Simpecado de la Hermandad, de principios del siglo XX, y que cuenta con una estampa de una dolorosa pintada por Gonzalo de Bilbao.

La Hermandad realiza su primera salida procesional el Sábado Santo con dos pasos, en el primero la urna con el Cristo Yacente, que actualmente se encuentra en un proceso de restauración y ampliación de estilo neobarroco sobredorado.

Bajo palio va la Virgen de la Soledad, con palio de color negro y bordado en oro fino en los talleres de Carrasquilla y Elena Caro en los primeros años de la década de los 70, la candelería al completo, varales, peana, respiraderos y jarras, es obra de Villarreal, la saya es de color negro bordada en oro, la pieza, quizás, de más valor es la corona de salida que es una joya cordobesa del siglo XVII y que consta de un canasto de plata sobredorada en motivos vegetales y una aureola e imperiales del mismo estilo.

  

 Los colores propios de la Hermandad este día son el negro y el blanco.

Y el Domingo de Resurrección por la tarde procesiona en un sencillo paso de madera el Señor Resucitado, este día el negro y el blanco dan paso al rojo y al blanco de la Resurrección.

La Hermandad celebra en mayo Santo Rosario por las calles del pueblo, además de los festejos populares, los tradicionales "chiringuitos", actuaciones musicales, engalanamiento de calles, fuegos artificiales, el famoso potaje, etc y  el triduo, besamanos, función principal de instituto que culmina con la procesión de Ntra. Sra. de la Soledad en un paso de gloria vestida con un manto rojo y saya color marfil bordados en oro en 1.928 por Doña Pastora de la Cueva.

El 7 de marzo de 2008 y durante el quinario a los titulares en el Altar Mayor de la Parroquia una vela se desprende provocando un fortuito incendio que daña considerablemente al Cristo Yacente y a la Virgen de la Soledad, perdiéndose también todos los enseres que formaban el altar de cultos, por suerte y aunque tuvieron que suspenderse las procesiones de ese año, ambas imágenes pudieron ser restauradas.

La dolorosa, que gracias a Dios no sufrió daños en su rostro fue restaurada por Luis Álvarez Duarte, regresando al pueblo en octubre y saliendo en procesión extraordinaria en su paso de palio.

  

El pasado mes de marzo finalizaba la restauración del Cristo Yacente por parte del escultor local Miguel Bejarano, en esta ocasión el Cristo procesionó de manera extraordinaria sobre el regazo de la Soledad en una inédita iconografía de la Piedad, una multitudinaria procesión que será recordada por todos los hermanos.

Fotos: Eduardo Fdez. López y Manuel Pinto Montero










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.