Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • jueves, 19 de julio de 2018
  • faltan 269 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia. La Hermandad del Cautivo de Casariche


 Eduardo Fdez. López. No se conocen datos fiables sobre la fundación de la Hermandad de Ntro Padre Jesús Cautivo y Ntra. Sra. de los Dolores de Casariche, pero una serie de datos recopilados de unas hojas sueltas de un antiguo libro de cuentas de la Hermandad conservado en el archivo parroquial apuntan a que esta ya existía entorno al año 1700, pues se conserva en este libro un asiento contable como consecuencia del pago de parte del bordado del manto y la factura de la confección de unas andas para procesionar.

Ambos asientos contables con fecha del año 1707, así como un recibo que también parece corresponder a esta Hermandad de pago de los Estipendios al Sr. Cura Párroco por sus servicios en los cultos, fechado en marzo de 1704.

Tras la localización de estos datos, se cree que la fundación de la Hermandad es anterior a 1704, ya que si la imagen ya se había adquirido, con seguridad la Hermandad existiese desde bastantes años antes.

Desde estos inicios y hasta el año 1953, la Hermandad existe sólo bajo la advocación de Nuestra Señora de los Dolores.

  

 En el año 1949, con la elaboración de unas nuevas reglas se adhiere como titular de esta Hermandad a Nuestro Padre Jesús Cautivo, encargándose entonces la elaboración de una imagen para darle culto y procesionar.

Esta no es entregada hasta 1953 y corresponde a una obra del imaginero sevillano D. Antonio Castillo Lastrucci y bendecida por el entonces párroco D. Manuel Camacho el 27 de noviembre del mismo año.

Es una imagen de talla completa, elaborada en madera de cedro policromada a tamaño natural y está considerara como una de las mejores obras cristíferas de este artista.

La imagen de Ntra. Sra. de los Dolores corresponde, al igual que la de Ntro. Padre Jesús Cautivo, al imaginero hispalense D. Antonio Castillo Lastrucci, y fue elaborada y bendecida en el año 1939, tras la desaparición de la antigua imagen en los sucesos acontecidos durante la Guerra Civil española.

 En un principio, el autor elabora la imagen con las manos juntas en posición de oración y, posteriormente, en el año 1941, elabora por encargo de la Hermandad unas nuevas manos ya separadas, pues desde el primer momento no se estaba demasiado de acuerdo con el diseño original de Castillo Lastrucci.

Dichas manos, por haberse elaborado 2 años más tarde y sin que el autor contase en ese momento con la imagen en su taller, comete el error de no dar la misma tonalidad en la policromía, defecto que se corrige en la restauración que D. Manuel Tovaja Villegas realiza en el año 1988 en Sevilla.

La Hermandad realiza su estación de penitencia el Miércoles Santo, el paso de Jesús Cautivo fue elaborado en madera de cedro tallada en el taller sevillano de Caballero Farfán, entre los años 1994 y 1998.

Va iluminado por cuatro faroles de metal plateado y cincelado en los talleres del orfebre sevillano D. Manuel de los Ríos.

La Virgen de los Dolores procesiona en su palio con manto saya en terciopelo negro bordados en oro fino de diseño barroco de hojarasca, fechados ambos en el año 1707, según el recibo que aparece en las antiguas cuentas como consecuencia del pago hecho a las Hermanas del Convento de Santa Clara de Antequera.

   

Los nazarenos de Jesús Cautivo visten túnica blanca, capa y capillo morados con la Cruz Trinitaria como insignia y los de la Virgen túnica azul, capa y capillo negros con el corazón con siete puñales clavados como insignia.

Fotos: Manuel Pinto Montero










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.