Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Estival
  • domingo, 25 de agosto de 2019
  • faltan 224 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia. La Hermanad de la Humildad de Marchena


 Eduardo Fdez. López. La Hermandad de Nuestro Padre y Señor de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de los Dolores de Marchena es fruto de la fusión en 1821 en el convento de San Francisco de la venerable orden Tercera de los Siervos de María y un grupo de devotos congregados en torno a la sagrada imagen del Señor de la Humildad que había sido encontrada en un estercolero tras la invasión napoleónica y devuelto al culto en uno de los altares del convento franciscano.

Esta congregación realizaba su estación de penitencia el Jueves Santo de manera sencilla, en forma de Vía Crucis cuya última estación tenia que ser rezada en el convento de Santa Clara, donde se realizaba también el Sermón de la Pasión.

Sería este convento el destino de la Hermandad tras la exclaustración del franciscano en 1844, no fue hasta el año 1975 cuando la Hermandad se hizo con la propiedad del convento tras la marcha de las religiosas clarisas al no tener recursos económicos para poder hacer frente a la restauración del templo, en estado ruinoso durante algunos años.

 La Hermandad realiza su estación de penitencia el Miércoles Santo con dos pasos, en el primero aparece en la parte delantera la imagen del Señor de la Humildad y Paciencia, imagen de Jesús sentado en una peña en actitud piadosa de oración, catalogada como una obra de finales del siglo XVII.

Completan el misterio tres imágenes secundarias, dos centuriones romanos, uno con la sentencia en su mano derecha y con la izquierda entrega el INRI a otro centurión para que lo clave en la cruz, este se encuentra vestido de manera más sencilla cavando el hoyo en el que se colocará la cruz y atendiendo las ordenes de su superior.

Con el se encuentra el sayón apodado "el Macaco" barrenando la cruz, con el torso desnudo dejando ver su portentosa musculatura.

El paso en el que procesiona este misterio fue realizado entre 1968 y 1970 en los talleres de Manuel Domínguez, es de madera dorada y policromada siguiendo el estilo neobarroco de la escuela sevillana, se ilumina por candelabros de guardabrisas.

 Pasamos a describir ahora la parte mariana de esta Hermandad heredera de la Orden de los Siervos de María, la Virgen de los Dolores, imagen de candelero con características icnográficas comunes a las dolorosas sevillanas de finales del siglo XVIII y principios del XIX.

Su paso de salida tiene palio de terciopelo negro bordado en oro realizado en 1982 por las hermanas jerónimas del convento de Ntra. Sra. De los Ángeles de Constantina.

Los varales son de los talleres de Hijos de Juan Fernández y los respiraderos de Manuel Seco Velasco, se completa la orfebrería de este paso con distintas piezas de variados autores.

Corona la mirada al cielo de esta dolorosa una diadema en plata de ley sobredorada realizada por el orfebre Francisco Ruiz.

 

Fotos: Eduardo Fdez. López










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.