Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Adviento
  • lunes, 28 de noviembre de 2022
  • faltan 125 días para el Domingo de Ramos

La procesión de la Virgen de la Sierra se consolida año tras año


 Daniel García Acevedo. La hermandad de la Virgen de la Sierra es una corporación de gloria que, año tras año, y poco a poco va creciendo tanto en su vida interna como en la procesión.

Ayer, 18 de octubre, fue una muestra de ello con la salida por las calles de la feligresía de San Roque. La hermandad se vio arropada por un buen número de personas que siguieron a la procesión durante el recorrido y por las hermandades vecinas de San Roque, Los Negritos y Santa Lucía que acompañaron con sus hermanos mayores en el recorrido. El delegado de glorias, Juan Gamero, que hizo doblete con el Rosario de San Julián, también estuvo una parte de la procesión.

Se estrenaron el arreglo y enriquecimiento de los faldones, el vestido del Niño Jesús y las peanas para las jarras, pero el estreno más importante fueron los respiraderos en metal plateado de Manuel de los Ríos.

El acompañamiento musical estuvo a cargo de la banda de música Ntra. Sra. del Sol, que interpretó un variado repertorio de marchas, tales como “Gloria de San Roque”, “Cristo de la Sangre ”, “Triana, tu esperanza” , “Cristo de la Caridad ” o “Margot”, entre otras.

José Manuel Palomo Rodríguez, junto con sus auxiliares fueron los encargados de mandar a los costaleros. Una de las “levantás” la realizó Luis Miguel Fajardo, del equipo de capataces de Palomo, que ayer estaba de descanso.

Uno de los momentos más emotivos del recorrido es la visita a las Hermanas Trinitarias de la calle Padre Méndez Casariego, donde la Stma. Virgen de la Sierra es acercada a las monjitas que allí residen.

 

 

Fotos: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.