Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • sábado, 24 de octubre de 2020
  • faltan 155 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Castilblanco se prepara la Venida de la imagen de San Benito Abad


Juan C. Romero. “Castilblanco es San Benito, y San Benito es Castilblanco”. Es la síntesis con la que Lourdes Romero, mayordoma -como en su día lo fueron su abuelo y su padre- de la Hermandad Matriz, levantó un sonoro aplauso en el acto de la proclamación y presentación del cartel de la Venida de San Benito a Castilblanco celebrado este fin de semana en la Parroquia.

A diferencia de la Virgen de Escardiel, trasladada cada cinco años a su pueblo, la ‘Venida’ -como se conoce al traslado desde la ermita al pueblo- de la imagen de San Benito no tiene una periodicidad fija, lo que la reviste siempre de un carácter extraordinario.

Hay que remontarse a octubre de 1991 para recordar la multitudinaria procesión que lo trajo por última vez. “En un templete de plata diseñado para la ocasión, junto a miles de sambeniteros caminando a paso ligero, llegó sin pisar el suelo”, relata Lourdes desde sus recuerdos, los de una niña de once años que sin comprenderlo del todo recorrió los doce kilómetros agarrada del brazo de su padre para, salvando la multitud, estar siempre cerca del San Benito.

Al caer la noche del once de junio llegará otra vez al Pilar Nuevo, después de 19 años de ausencia, donde lo esperan los suyos para descubrirlo y llevarlo casa por casa en procesión durante los diez días que permanecerá en la Parroquia.  Por eso el trajín que estos días mueve a los vecinos, herederos de la centenaria devoción al Santo: preparan el exorno que engalanará sus fachadas y sus calles, esperan el momento de la Venida.

Para hacer más corta la espera los actos se suceden uno tras otro. Desde el viernes una exposición recoge, en la sala de exposiciones del teatro Miguel Fisac, 220 fotografías de las ‘Venidas’ de San Benito a lo largo del siglo XX. Este sábado los sones de la Banda Municipal, la representación del Ayuntamiento, de las hermandades locales y de las filiales de San Benito en Brenes, Cantillana y Tocina-Los Rosales, arroparon a la Hermandad Matriz en la presentación del cartel y la proclamación de la Venida.

Obra del pintor Manuel Gómez Segura, natural de Alcalá del Río,  el cartel presenta al Santo en un primer plano con el pueblo al fondo, junto a dos querubines que portan los motivos de la Venida: una medalla de oro, la que el Pleno del Ayuntamiento concedió por unanimidad el pasado 13 de noviembre, y un título honorífico, el de alcalde perpetuo de Castilblanco, con el que “se hace oficial lo que siempre ha representado San Benito para los castilblanqueños”, manifestó la mayordoma.

El acto central tendrá lugar el doce de junio en el llano habilitado recientemente junto a la Casa de la Sierra, donde se le impondrá la medalla de oro y se le ofrecerá la vara de mando como alcalde perpetuo de Castilblanco.

La devoción a San Benito en la provincia

La idea de solicitar la Medalla de Oro para San Benito y el título de Alcalde Perpetuo surgió en 2008 al entonces párroco de El Castillo de las Guardas, Amador Domínguez, durante la tradicional romería. Recogiendo la ilusión de muchos sambeniteros, la hermandad Matriz hizo suya la propuesta e inició los trámites con el Ayuntamiento que fijó la existencia de un movimiento popular considerable para realizarla por aclamación popular.

Con la pelota en el tejado de los sambeniteros se hizo el resto. De ahí que en esta localidad de la Sierra Norte de Sevilla, de 5.000 habitantes, la hermandad Matriz recabase más de 7.000 firmas y misivas de apoyo a la concesión de estos honores.  La devoción a la imagen de San Benito Abad que se venera en la sierra de Castilblanco se documenta desde el siglo XIV en el Libro de Monterías de Alfonso XI, donde se cita el ‘Camino de San Benito’, y ya en el año 1595 con la existencia de la ‘Cofradía del Señor San Benito’.

Desde los primeros Libros de Hermanos, del siglo XVII, se documentan devotos de muchos puntos de las provincias de Sevilla y Huelva, cuestión que sobresale igualmente en los cuadros de exvotos (pinturas, grabados, fotografías) que los sambeniteros depositan en las salas de los milagros, adyacentes al santuario, como acción de gracias por la ‘intercesión’ del Santo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.