Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • jueves, 19 de julio de 2018
  • faltan 269 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia. La Hermandad del Santo Entierro de Écija


 Eduardo Fdez. López. Hoy nos marchamos a Écija para conocer a la Real, Muy Ilustre, Antigua y Noble Cofradía de Nazarenos de Ntra. Sra. en la Consideración de Sus Angustias y Soledad, Sto. Entierro de Ntro. Sr. Jesucristo y del Dulce Nombre de Jesús, que reside en la Iglesia del Carmen.

Las primeras Reglas de la Hermandad de la Soledad de Nuestra Señora, nombre con el que comenzó esta Hermandad fueron aprobadas el 11 de julio de 1573, estableciéndose en el convento de carmelitas calzados, teniendo incluso capilla propia.

Realiza su estación de penitencia el Sábado Santo con tres pasos, el primero representa la angustia de Ntra. Señora, “el llanto”, cuando recoge en su regazo el cuerpo sin vida de Jesucristo.

Ambas imágenes han sido realizadas por el escultor ecijano Rafael Amadeo Rojas y estrenadas en la Semana Santa de 2008.

El anterior conjunto iconográfico estaba formado por la Virgen María con Cristo sobre su regazo, ayudada por San Juan, obra atribuida a Jorge Fernández Alemán, fechada hacia 1500 y restaurada por D. Luis Cristóbal Antón en la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Madrid en 1993, según el restaurador el conjunto pertenecería a un retablo, modificándose para ser procesionada.

 Delante del grupo iba María Magdalena y detrás los Santos Varones, todas estas imágenes eran de pequeño tamaño.

La venerada imagen de Jesús en su Santo Sepulcro es de estilo gótico tardío, fechado entre los siglos XIV y XV y de autor desconocido. Con las manos entrelazadas y sobre el regazo sin apoyarse en el y las piernas flexionadas, apoyadas únicamente en los talones, transmite cierta tensión.

Procesiona dentro de una urna neoclásica realizada en madera y recubierta por finas láminas de carey e incrustaciones de plata de ley cinceladas por el exterior, con pináculos y columnas salomónicas. Fue realizada por Cristóbal de Yepes de Sevilla en 1711. 

La canastilla es de estilo romántico, realizada en madera dorada, en la que se incrustan 6 cartelas policromadas, 4 de ellas con escenas de la pasión en los laterales. Los cuatro Evangelistas realizados en madera tallada, policromada y estofada, por Pedro Duque Cornejo completan este maravilloso y romántico paso.

 La imagen de Ntra. Señora de la Soledad es de candelero y se atribuye a “La Roldana”, del siglo XVIII.

El paso procesional, sin palio, está realizado en madera tallada y sobredorada, realizado en 1957 por el tallista Manuel Guzmán Bejarano de Sevilla. Procesiona la Virgen de la Soledad sobre una antigua peana de considerable altura al estilo de las Vírgenes de Gloria, atribuida a Pedro Duque Cornejo.

La imagen de la Virgen lleva corona de estilo imperial, una magnífica ráfaga de plata de ley cincelada por el orfebre Damián de Castro y una media luna a sus pies, todo a juego y del mismo autor, realizados hacia 1770.

Los faldones están bordados en tisú de oro sobre terciopelo negro por el conocido bordador ecijano Jesús Rosado.

Los 300 nazarenos que acompañan a los pasos en su procesionar por esta bonita ciudad visten túnica blanca, capa negra y capillo en terciopelo negro y fajín del mismo color.

Fotos: Manuel Pinto Montero. 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.