Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los difuntos
  • domingo, 19 de noviembre de 2017
  • faltan 126 días para el Domingo de Ramos

Cultura. Picasso al Prado... y Goya ¿al Reina Sofía?. Natividad Pulido. ABC Madrid.


Natividad Pulido. Diario ABC. MADRID. Picasso será uno de los grandes protagonistas de 2006. Sólo él podía conseguir que el Museo del Prado y el Reina Sofía unieran esfuerzos para realizar una gran exposición conjunta que, además, tendrá el atractivo de poder admirar obras del malagueño colgadas en el Prado y, probablemente, una obra maestra de Goya en el Reina Sofía. Del 5 de junio al 4 de septiembre ambos museos rendirán homenaje a Pablo Picasso. El motivo es doble. Por un lado, se conmemoran los 25 años de la llegada a España del «Guernica», procedente del MoMA neoyorquino, tras unas duras negociaciones con el museo y la familia Picasso. Por otro, los setenta años del nombramiento del artista como director del Prado, cargo que nunca ocupó. Bajo el título «Picasso: tradición y vanguardia», y comisariada por Carmen Giménez y Francisco Calvo Serraller, esta muestra con dos sedes (habrá un catálogo conjunto y una entrada única para los dos museos) permitirá poner a Picasso en relación con los grandes maestros que tanto le influyeron: Goya, Velázquez, El Greco... Será un diálogo entre el pasado y el presente.

No es la primera vez que Picasso visitará el Prado. En 2004 siete obras suyas formaron parte de la exposición «El retrato español»: «Mujer en azul», «La Celestina», «Retrato de Gertrude Stein», «La señora Canals», «La nana» y dos autorretratos. Aquella exposición fue tan sólo un aperitivo de lo que podremos ver el próximo año, cuando el Prado saldará una deuda histórica con el artista, que legó al museo el «Guernica», aunque éste pasó a la colección del Reina Sofía.

Una treintena de obras de Picasso, procedentes de importantes colecciones de todo el mundo, se verán en 2006 en el Prado, según comentó ante la prensa la directora del CARS, Ana Martínez de Aguilar. Es el caso de un autorretrato procedente del Museo de Filadelfia. Los comisarios han solicitado al Reina Sofía dos obras de este artista: el lienzo «Instrumentos de música sobre una mesa» y una de las «lloronas» que pintó en la etapa del «Guernica»: el dibujo «Cabeza de mujer llorando con pañuelo III». El Patronato del museo dio el martes el visto bueno a estos préstamos. Ese mismo día, la ministra de Cultura advirtió que «si todo sale bien, tendremos algún picasso excepcional en el Museo del Prado». En su opinión, «es bueno que haya sinergias entre las dos instituciones museísticas del Estado», aunque eso no significa, aclara Carmen Calvo, que se vaya a «revocar la división cronológica que se estableció entre el Prado y el Reina Sofía». Se fijó como línea divisoria entre ambas colecciones la fecha de nacimiento de Picasso. «Esa división está bien y está funcionando -añade-, pero se quiere hacer un ejercicio interdisciplinar en torno a algunas piezas del patrimonio artístico español y lo haremos con muchos guiños entre las dos instituciones».

La lista definitiva, en enero

Aunque aún no está cerrada la selección de obras (la lista definitiva se hará pública en enero), sí ha trascendido algún préstamo relevante. La parte de la exposición que se verá en el Reina Sofía girará, lógicamente, en torno al «Guernica». Este homenaje a Picasso servirá para reflexionar sobre el arte y la guerra, tema que, entre los pintores españoles, ha dado lugar, según la ministra, «a algunos de los mejores cuadros del mundo». Ya están confirmados los préstamos de «El osario» (1944-45), de Picasso, un importante lienzo de la colección del MoMA (en él muestra los horrores durante la II Guerra Mundial) y «Masacre en Corea» (1951), del Museo Picasso de París. Precisamente, éste podría confrontarse con «Los fusilamientos del 3 de mayo», de Goya, que ha solicitado el CARS al Prado, cuadro en el que se inspiró Picasso para recrear su visión de la guerra de Corea. Martínez de Aguilar subraya el esfuerzo conjunto de los dos museos y la complejidad que requiere la muestra, pero dice que es muy gratificante. «La muestra es irrepetible -dice-; será cronológica, pero también habrá miradas transversales». Como el «Guernica» no se va a mover, la muestra quedará instalada en la sala donde se exhibe el cuadro, aunque se cambiará la distribución para que el visitante contemple de frente esta obra al entrar en ella.

www.abc.es








Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.