Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • martes, 07 de julio de 2020
  • faltan 264 días para el Domingo de Ramos

El Tío Gilito de mayordomo. Antonio Sánchez Carrasco


Todos conocemos como es esta ciudad con sus cosas. En general somos un claro ejemplo de como es el español en general y todos sabemos de todo. Recuerdo una frase de Alberto Ribelot (q.e.p.d.) en una entrevista que le hicimos uno de los años que trabajé en prensa. El añorado profesor nos dijo a mi compañera Irene y a mi  que no todas las opiniones son respetables y ejemplificaba. Yo puedo opinar sobre leyes, pero no me preguntes sobre cajas de cambios de coche que ni idea. Entonces no se puede decir que mi opinión sea respetable en la mecánica.

Cuando se suspendió la Semana Santa por la Covid 19, una vez pasada la nostalgia inicial. Todo fue derivando a terrenos económicos, las bandas, los artesanos, los cereros, los floristas..., hasta que Facua entró a saco con el dinero de las sillas, profesionales como los fotógrafos (salvo honrosas excepciones, que cobran) no hace falta pensar de que vivirán durante la crisis.

A todo esto las hermandades seguían con los mismos gastos:....Seguros, alarmas, patrimonio, extintores, limpieza, agua, luz y sacristán que se pagan a la parroquia, obras asistenciales, proveedores, gastos de la estación de penitencia no realizada...y por otro lado las papeletas de sitio que no se han cobrado y la segunda parte de la subvención que parece ser que ya no llegará.... Algo así me dijo un hermano mayor

Hay quien me dijo que la subvención no era tan importante. Yo antes de la Covid, por curiosidad ejercí de Tezanos (sin rima) Sacro y en la Cuaresma de 2019 pregunté de manera anónima en torno a 28 personas relacionadas  con  las mayordomías de distintas hermandades y la palabra vital apareció  en 26 de ellos. Está claro que una hermandad debería de autofinanciarse con las cuotas de sus hermanos, porque para rendir cultos debería de bastar, pero es un poco un doble juego decir que no se necesita para la hermandad un manto bordado y a la vez pedir que se ayude a los artesanos.

Bueno que pueden estar más o menos  de acuerdo con mis razonamientos, pero que ya hay hermandades que le están viendo las orejas al lobo, así que el que pueda que ayude a la Milagrosa que es la primera que ha dicho necesitar ayuda. Yo como buen fotógrafo y reconociendo la tiesitud permanente que nos ilumina al gremio, voy a ver si cobro una cosilla y me da para un cirio grande. Aunque no sea hermano, que también podemos. Mientras que no tengamos al tío Gilito de mayordomo fabricando billetes las hermandades las tendremos que sacar adelante los cofrades.

Disculpen la parrafada. Seguimos.

#YoSacoMiPapeletaMilagrosa










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.