Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • viernes, 20 de julio de 2018
  • faltan 268 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia. La hermandad de la Vera Cruz de Huévar del Aljarafe


 Eduardo Fdez. López. Hoy nos marchamos a la localidad aljarafeña de Huévar del Aljarafe para conocer a la Hermandad del Santísimo Cristo de la Vera Cruz y María Santísima de la Sangre.

Esta hermandad se funda en el siglo XVI como consecuencia de unas apariciones de la Virgen en el lugar que hoy se conoce como “Cerro Palitos”.

Allí esta hermandad edificó una ermita en honor a la Virgen que duró hasta el siglo XIX, concretamente hasta el año 1814 cuando es derruida, pasando la hermandad a la iglesia parroquial, ocupando hoy en día la capilla del Sagrario.

Posee esta hermandad como titular uno de los crucificados mas antiguos de la provincia sevillana, realizado a finales del siglo XV. En sus orígenes esta imagen estaba clavada a una cruz arbórea y tenía pelo natural, siendo sustituido todo ello en una restauración realizada por Juan Manuel Miñarro.

 Procesiona este antiguo crucificado el Jueves Santo en un paso de madera de caoba realizado por Manuel Guzmán Bejarano.

La Virgen de la Sangre es una imagen de autor desconocido. Juan Manuel Miñarro en una restauración realizada a la imagen en 1982 descubrió que tras su mascarilla actual del siglo XVIII había otra del siglo XVI.

La devoción que tenía esa antigua imagen hizo que se quisiera conservar dentro de la moderna.

La Virgen de la Sangre sale en procesión dos veces al año con dos pasos y de dos maneras distintas. La primera de ellas es en Semana Santa, en un paso de palio con bordados confeccionados en los talleres de Fernández y Enríquez de Brenes y Antonio Barrera y orfebrería de hijos de Juan Fernández. El manto de salida fue bordado por Carrasquilla en 1977.

La otra salida procesional tiene lugar en septiembre, el fin de semana mas cercano a la festividad del Dulce Nombre de María. Este día, el 12 de septiembre, tiene lugar una majestuosa ofrenda de nardos por parte de hermanos y devotos a la titular.

  

En esta ocasión la Virgen procesiona en su paso de gloria vestida igualmente de gloria llevando en su brazo izquierdo un Niño Jesús del siglo XVIII.

Fotos: Eduardo Fdez. López y Manuel Pinto Montero










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.