Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • viernes, 20 de julio de 2018
  • faltan 268 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia. La Hermandad del Cristo de la Buena Muerte de Villanueva del Río y Minas


 Eduardo Fdez. López. En la iglesia parroquial de San Fernando de Villanueva del Río y Minas tiene su sede la Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y maría Santísima de los Dolores.

La Hermandad del Cristo de la Buena Muerte se fundó el 8 de diciembre de 1942 por un grupo de mineros y realizó su primera estación de penitencia en la Semana Santa de 1943 junto a la Hermandad de María Santísima de los Dolores, aunque noe s hasta el año 1977 cuando ambas hermandades deciden fusionarse.

Cuando ambas hermandades hacían vida por separado, siendo dos hermandades distintas, la del Cristo era la hermandad de los hombres y la de la Virgen de los Dolores la hermandad de las mujeres.

Hoy esto no ocurre al ser una misma hermandad, pero sin embargo ambos pasos son llevados exclusivamente por hermanos del mismo sexo, aunque con la peculiaridad de hacerlo al contrario que en sus orígenes, el paso del Cristo es llevado por mujeres y el de Virgen por hombres.

 La hermandad procesiona el Viernes Santo por la tarde recorriendo el mayor número de calles posibles recogiendose bien entrada la madrugada del Sábado.

Esta hermandad como hemos comentado reside en la parroquia de San Fernando, un templo construido en 1924 por Aníbal González y cuya portada esta inspirada en la del convento sevillano de Santa Paula.

La actual imágen del Cristo de la Buena Muerte es un crucificado realizado por Herederos de Castillo Lastrucci en 1981 y sustituyó al anterior titular de pasta de madera que aún se conserva en el templo.

Es un Cristo sereno con acertado estudio anatómico, lleva sudario de inspiración barroca y representa el momento justo de la defunción de Nuestro Señor.

La Virgen de los Dolores tuvo que ser restaurada en 2003 por Francisco Berlanga, la talla podría ser de finales del siglo XVII o principios del XVIII, esta imagen fue encontrada por las Hermanas de la Cruz en el sótano de la Iglesia, donde según nos cuentan pudiese haber sido escondida durante la Guerra Civil.

El crucificado procesiona en un sencillo paso realizado por Andrés Mesa Durán con capillas de con santos relacionados con el pueblo realizadas en el taller de Arte Sacro de Sevilla.

La dolorosa procesiona en un paso de terciopelo negro, portado por 18 costaleros, tanto en caídas, manto y faldones.

Fotos: Manuel Pinto Montero










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.