Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • martes, 24 de octubre de 2017
  • faltan 152 días para el Domingo de Ramos

Los otros crucificados de Sevilla: El Cristo de la Salud de Montesión


 Eduardo Fdez. López. Continuando con nuestro recorrido mostrándoles las imágenes de crucificados que no procesionan por nuestra ciudad volvamos a centrarnos en un titular de hermandad de Penitencia: El Santísimo Cristo de la Salud.

Este crucificado titular de la Hermandad de Montesion es una de las imágenes menos conocidas realizadas por el escultor gaditano Luis Ortega Brú, realizado en 1954, encargado y donado por el por aquel entonces hermano mayor de la corporación José Luis Ruiz Muñoz y que vino a sustituir al anterior crucificado desaparecido en un incendio en 1936, actualmente aunque no procesiona suele salir en Via Crucis asistiendo a los conventos cercanos como el Espiritu Santo o el de las Hermanas de la Cruz.

La actual imagen está inspirada en el Cristo de la Conversión del Buen Ladrón de Montserrat aunque con indudable personalidad propia, traducida en un prototipo físico muy caracterizado por el autor, y en el empleo de un estilizado canon anatómico pleno de realismo, representa un Cristo vivo, sujeto a cruz arbórea por tres clavos, corona de espinas tallada y sudario sujeto por soga anudado en su derecha dejando prácticamente visible la totalidad de la pierna.

 Como curiosidad decir que tiene dedicada la marcha para Agrupacion Musical realizada por Juan Velazquez "Salud de Montesión". A continuación se muestra una breve reseña historica de la devoción de este crucificado recogida de la página Web de esta Hermandad:

Una de las primitivas devociones fue la del Santísimo Cristo de la Salud o de los Corales, que hoy se conserva en su altar del Monasterio de Santa Paula, de la Orden Jerónima, y presidió nuestras estaciones penitenciales de la Semana Santa, hasta bien entrado el siglo XVII.

Sólo cuando Fray Sixto Frabro, Padre General de la Orden de los Predicadores, autorizó el establecimiento legal de la Archicofradía del Rosario en el sevillano Colegio Dominico de Santa María de Monte-Sión en 1588, la antigua corporación disciplinante pudo denominarse de pleno derecho con la titulación de Nuestra Señora del Rosario, como se hace constar en las actas más antiguas.

 Pero la devoción al Santo Cristo de la Salud nunca fue olvidada y hasta en la Regla de 1792, por la que nuestra Archicofradía pasaba a depender de la Autoridad Real se hace constar la titulación conjunta del Crucificado, aunque ya la primitiva imagen había sido sustituida por otra, donación de una hermana que residía en el Nuevo Mundo, y que fue colocado en el altar construido en la Capilla.

Las gracias concedidas a la Archicofradía del Rosario y la vinculación de la Hermandad con la Comunidad de las Monjas de Santa Paula, movieron a éstas a pedir su incorporación para lucrar de esas gracias espirituales.

Seguramente la imagen del Santo Cristo Crucificado sólo saldría de Santa Paula para presidir nuestra estación de Semana Santa y hasta la donación de la segunda imagen, de pasta de madera, desaparecida en el incendio de los enseres de nuestra Hermandad en 18 de julio de 1936.

Fotos: Juan Alberto García Acevedo

BIBLIOGRAFÍA

Web Oficial Hermandad de Montesión: www.hermandad-de-monte-sion.org








Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.