Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los difuntos
  • domingo, 19 de noviembre de 2017
  • faltan 126 días para el Domingo de Ramos

El suelo del paso de Ntro. Padre Jesús de la Salud y Buen Viaje llevará el suelo de la Casa de Pilatos


Arte Sacro. Ayer se presentaron en la casa de hermandad de San Esteban, los nuevos proyectos y restauraciones que está llevando a cabo la junta que preside Jesús Bustamante León, para este año. El Hermano Mayor comenzó al acto repasando los que fueron realizados en el anterior curso cofrade entre los que destacamos las vestimentas para figuras secundarias del paso de misterio, la restauración de una antigua saya y el  bordado de los nuevos faldones del paso de palio ambos para María Santísima Madre de los Desamparados.

Acto seguido los restauradores Manuel Ballesteros y Alejandro Cascajares, Licenciados en Bellas Artes y en Conservación y Restauración de Bienes Culturales, pasaron a detallar lo que es la última fase del proyecto de realización de la nueva ornamentación del paso de misterio de San Esteban que han ido realizando estos últimos años. Se trata del suelo del paso. Para su realización han tomando como referencia el patio central de la Casa de Pilatos:

“El paso de misterio del Señor de la Salud y Buen Viaje nunca había tenido un suelo ornamentado como tal, siempre se ‘’resolvía’’ mediante planchas de serie colocadas sobre la mesa del paso, por lo que creíamos necesario la realización de un proyecto diferente y único para el misterio de la coronación y burla de Nuestro Señor.

Tras estudiar los distintos modelos que nos encontramos de este pasaje pasionista a lo largo de la Historia del Arte, especialmente en las representaciones pictóricas, decidimos inspirarnos en una tipología sencilla en cuanto a dibujo, pero clara y directa en la visión del espectador, tomando como referencia el patio central de la Casa de Pilatos.

Tras reinterpretar el dibujo original de Palacio para trasladar el mismo a nuestra obra sobre el paso, proporcionándolo a las dimensiones de la mesa de las andas, se comenzó a tallar cada una de las lozas para darle una mayor veracidad al conjunto.

Al igual que con el dibujo, optamos por utilizar unos tonos cromáticos similares a los de la Casa de Pilatos, realizando mediante un procedimiento acrílico todo el marmorizado del conjunto, rematando cada loza con el perfilado de los cantos y la imitación de los desgastes y roturas propios del paso del tiempo.

Igualmente, donde mayormente se va a notar la obra será en los escalones que parten del sitial del Señor, ya que hasta este momento no habían tenido una continuidad los mismos, sino que las tonalidades variaban. Por lo que tras un estudio pormenorizado y la realización de varias pruebas, se han pintado todos los escalones siguiendo la textura del asiento del Señor, combinado además con el dibujo del suelo.”

Posteriormente se presentó el paño de altar que han restaurado Pablo José Portillo y Pablo Pérez, de la empresa CYRTA, ambos licenciados en Conservación y Restauración de Bienes Culturales en la Universidad de Sevilla, y especializados en la Conservación y Restauración Textil en la Escuela de Arte Superior Mariano Timón de Palencia. Explicaron los conocimientos que tienen para desarrollar su trabajo así como las labores realizadas para la restauración la obra, que esta bordada en tul fino, hilo oro y lentejuelas, consistentes en primero un microaspirado, pasando por la humidificación del paño para rehidratar las piezas y conseguir su alineado y posteriormente su consolidación mediante injerto y alineado de la puntilla decorativa. Entre sus trabajos para otras hermandades, destacamos las intervenciones realizadas para las de la Redención, Nieves de Benacazón y Siete Palabras, siendo una de las últimas la restauración de la túnica del Niño Jesús de la Virgen del Rosario (1863), que lució en su pasada salida procesional.

El prioste, Miguel Ángel Sánchez Jaramillo, presentó otros enseres ya restaurados como son las potencias de realizadas por Seco Velasco y las potencias de arco, las más antiguas que posee la hermandad, de 1858. Al igual que la corona de camarín de la Virgen de los Desamparados. Y en fase de restauración por parte de Orfebrería Andaluza, se encuentran los antiguos respiraderos palio de Juan Fernández, que se prevé estén terminados en la próxima cuaresma.

Por otra parte el taller de bordados malagueño, Joaquín Salcedo, está restaurando la toca de sobremanto que realizara Carrasquilla para la Virgen de los Desamparados, quien también explicó a los presentes el proceso realizado.

Fotos: M B y A C/Juan Alberto García Acevedo.








Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.