Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los Difuntos
  • jueves, 14 de noviembre de 2019
  • faltan 143 días para el Domingo de Ramos

Provincia. La Virgen de Consolación de Carrión lucirá el manto de tisú bordado en oro para las Fiestas del Corpus‏


 Hdad. de Consolación. Este año 2010 en el que está hermandad conmemora el CCCL aniversario de sus Reglas, nuestra Amantísima Titular, la Sagrada imagen de la Virgen de Consolación lucirá en las Fiestas del Corpus el manto de tisú de plata bordado en oro, conocido popularmente como el manto blanco o "el de la paloma".

Este maravilloso manto, es una joya de indiscutible valor artístico bordado en Oro por las prestigiosas bordadoras y hermanas Antúnez a finales del siglo XIX.

La prenda que nos ocupa es un manto de amplias dimensiones, rematado en todo su perímetro por una sucesión de formas curvas o “puntas” y orlado, originariamente por un fleco y actualmente por un encaje de oro. Su embocadura tiene una especie de apéndice o “pico” que se ajusta a la cintura de la Virgen, cruzándola de lado a lado, conformando una tradicional iconografía que en nuestro pueblo se ha conservado resistiendo afortunadamente a otras modas.

Los bordados, de magistral ejecución y gran riqueza desde el punto de vista técnico, conforman piezas de gran relieve que se distribuyen según los presupuestos estilísticos de las últimas décadas del ochocientos. Sobre un diseño que se resuelve de forma excelente, motivos florales diversos alternados con grandes y bulbosas hojas y ramas de pequeñas hojillas, se ordenan sin las grandes asimetrías de otras obras contemporáneas o algo anteriores. 
 
  

 A principios de los años setenta del siglo XX, el bordado del manto fue traspasado a un nuevo tisú de plata de suprema calidad, confeccionado en Valencia de forma totalmente artesanal. Dicho trabajo fue realizado por las hermanas Martín Cruz, que además restauraron gran parte del bordado. Toda esta tarea fue resuelta por estas magníficas bordadoras magistralmente.

En el Corpus de 1974, la Virgen volvió a lucir esta magnífica joya en todo su esplendor, con gran satisfacción de todos los hermanos, que habían contribuido generosamente a esta costosísima restauración.

Por último, en lo referente a esta obra, habría que destacar que un motivo de su bordado ha quedado marcado en el consciente colectivo de la Hermandad de generación en generación: la paloma de tamaño natural, que con las alas entreabiertas y una rama de olivo en el pico como símbolo de paz, reposa sobre la parte baja del manto. Tal singularidad hace que se haya denominado “el manto de la paloma”.
 
Fotos y más info.: www.hermandaddeconsolacion.com









Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.