Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Pentecostés
  • lunes, 21 de mayo de 2018
  • faltan 328 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Entrevista al Pregonero de la Semana Santa de Arahal 2018 José Carlos Mena Sánchez


Arte Sacro. Conozcamos un poco de la vida cofrade de José Carlos Mena Sánchez Pregonero de la Semana Santa de Arahal 2018:

Hábleme un poco de usted, nacimiento, niñez, vida cofrade…

Cuando yo nací mis padres vivían en la Barriada de la Paz;con seis años nos fuimos  a vivir a la calle Consolación. Pienso que me he criado en el epicentro de la vida cofrade de nuestro pueblo, porque las Hermandades de la Misericordia, de Jesús, la Esperanza, así como el asilo los tenía siempre a la mano. Recuerdo que cuando veía las puertas abiertas de las iglesia y de los cuartos de los pasos me colaba como si parte de mi casa fueran.

Tuve la suerte que mis padres, desde el día en que nací, me apuntaron a la Hermandad de la Esperanza y por aquella puerta corredera de metal me colaba cada vez que la veía abierta. Pertenecí a una generación de niños que nuestros juegos eran ayudar al montajes de los pasos cuando llegaba la cuaresma. Eran otros tiempos, aquellos cuando estaba Enriquillo preparando la enea.  Todos aquellos recuerdos los tengo muy grabado y quiero pensar que era nuestro patio de juegos.

Los niños que allí habíamos cuando llegaba la época de la cuaresma, que vivíamos tan intensamente, estábamos todos los días allí y cuando no estábamos en un sitio, estábamos en otro. Esos fueron mis inicios como cofrade. Yo también he sido de hacer pasitos de pequeño.

No se me olvida que todos los allí presentes siempre estábamos deseando de que pusieran la rampa en la parroquia para jugar en ella. Son momentos entrañables que los recuerdo con mucho cariño. Recuerdo que hasta nos sentíamos afortunados porque nos mandaban a la ferretería de Revilla por puntillas o lo que fuera.

También, en aquellos años, nos sentíamos afortunados por coger la imagen de Jesús Nazareno para subirlo a su paso, cuando no había tanta gente para trasladar a las imágenes. Incluso muchas veces me crucé con el cirineo. Todo aquello nos imponía.

Como antes he dicho, me considero afortunado porque he vivido mi infancia en el epicentro del mundo cofrade de Arahal y eso se nota.

Los abuelitos del asilo eran nuestros vecinos, jugábamos a menudo en aquél patio donde he pasado muchos ratos bueno y tengo muchos recuerdos entrañables.

Ya de mayor me hice hermano de la Hermandad del Gran Poder de Sevilla.

¿Qué fue lo primero que se le pasó por la cabeza cuando le propusieron tal responsabilidad?

Ha sido todo muy casual y de la manera más inesperada. En años anteriores ya me lo habían propuesto varias veces, pero no me encontraba con ese espíritu para dar el pregón. Pero fue todo a raíz de José Antonio Martínez, el pregonero del pasado año, cuando me llamó para comentarme que lo habían propuesto para ser el pregonero de la Semana Santa de Arahal 2017. A los pocos día de recibir aquella llamada ya me estaba diciendo que quería que yo fuera su presentador, por la gran amistad que atesoramos entre los dos.

Fue entonces, a partir de aquél momento, cuando empecé a sopesar que iba a presentar a un buen amigo y de camino creí que ya sería mi momento para ser pregonero.

Recuerdo que el año pasado en su presentación me sentí un poco tenso, pensando que si iba estar a la altura. Además que el teatro impone bastante.

Pienso que el tiempo va jugando con nosotros y nos pone a cada uno en nuestro sitio.

¿Pensó alguna vez ser pregonero de la Semana Santa de Arahal?

Si, lo pensé.  Cuando hace años me los propusieron respondí que no era mi momento, que me encantaría ser, pero no era la hora. También tengo que reconocer que cuando veía pasar esa oportunidad por delante de mí pensaba ¿Habría pasado mi momento?,  pero siempre me respondía lo mismo: el día de mañana quiero ser pregonero, pero con más madurez sobre mi espalda, para llenarme de nuevas vivencias.

La primera propuesta de ser pregonero de Arahal llegó para pronunciar el pregón del año 2000. Yo había dado la Exaltación de la Tertulia la Mudá en el año 1996 y cuatros años después era algo muy precipitado. Con la exaltación me había vaciado y quería tener más vivencias que poder contarlas en mi pregón.

También Rafael Romero Gálvez o Pepe Camacho, hace aproximadamente unos cuatro o cinco años, me lo ofrecieron y de nuevo denegué la oportunidad de ser pregonero. Y al final con el paso del tiempo, se presentó la ocasión de la manera más insospechada.

¿Cómo definirías su pregón?¿Tu pregón será en prosa o en verso?

Apostando por el verso pero tiene mucha prosa poética. Me gusta mucho escribir y me sale solo la rima. Esa forma de plasmar algo en el papel me encanta.

El pregón es muy lírico, con un ritmo desde el principio hasta el final, mezclando la poesía con la prosa poética, ya que sin querer sale sola esa rima, siempre conservando ese ritmo antes comentado.

Considero que cada persona que le gusta escribir tiene, como es norma, su estilo. Yo siempre mantengo el mismo en mis artículos y en mis presentaciones. Con el pregón intento seguir esa línea, evidentemente asentándome mucho más en cada una de las pautas que guarda el acto en si.

La palabra "tiempo" es la que más define mi pregón: las cosas que he vivido y se llaman recuerdos, las que vivo día a día y las que me quedan aún por vivir.

A fecha de hoy imaginamos que el pregón ya estará escrito ¿es cierto que todos tenemos dentro un pregón?

Yo opino que sí, que tirando del hilo de esos recuerdos que todos atesoramos, porque todos los que nos denominamos "cofrades" tenemos recuerdos y muchos de ellos intensos, a partir de ahí insisto,vamos desgranando nuestras vivencias y solo se va construyendo. Todos tenemos un pregón dentro ¡claro que sí!, de una manera u otra, más largo o más corto pero, en definitiva, un pregón.

Ahora nos adornan más canas, más arrugas, más años en lo alto y las emociones las vivimos de otra manera. Antes deseábamos ir siempre a Sevilla para intentar ver todas las cofradías, ahora con la familia, aunque sigues yendo a Sevilla, apuestas más por el pueblo de una forma más tranquila. Escogemos más lo que nos va llenando, podremos tener más afinidad con una hermandad o con otra, siempre pensando también en las personas que nos hayan marcado en la vida cofrade, personas que nos hayan dejado huella. A partir de ahí, todos nos ponemos a construir y seguro que todos nos sale un pregón, evidentemente todo el mundo que lo siente muy de cerca.

Si tuviéramos que resumir en un adjetivo su pregón…

Es muy sentimental. Si me tengo que quedar con una palabra es sentimental, es añoranza y recuerdo. Y me quedo con añoranza y sentimiento porque me he vaciado, me he exprimido, he rebuscado en todo los detalles de la Semana Santa,  desde que tenía uso de razón hasta el día de hoy.

¿Cuál ha sido la parte del pregón más difícil de escribir y la más fácil?

El inicio me costó pues no sabía cómo comenzar. Deseaba un comienzo distinto, con independencia de la forma preceptiva, y después el final igual, también me costó bastante.

Como ya os comento con respecto al tiempo, quería dar unas pincelas de lo que hemos vivido y lo que nos queda por vivir. Por suerte, tenemos muy cerca el Resucitado y la futura hermandad de la Iglesia de la Victoria, Nuestro Padre Jesús de la Salud. Esos momentos de estrenos de hermandades de nuestra Semana Santa, y que espero que veamos pronto, los he querido plasmar de manera sutil en mi pregón.

Recuerdo que la semana antes de Semana Santa y la de después, surgieron un montón de ideas para el pregón; me rebosaba la inspiración,  y donde fuera  y como fuera me ponía a hacer anotaciones. Siempre llevaba un pequeño cuaderno.

En resumen, el inicio y el final es lo que más me ha costado enjaretarlo.

¿Terminarás como terminan todos los pregoneros con ese “He dicho”?

No, lo termino con ese ritmo que antes os he comentado, ritmo que después de haber dado una exaltación va cayendo poco a poco, como si se cerraran las pastas de un libro.

La imagen que tengo, con respecto a final, es cuando se está recogiendo una cofradía y se van encajando las puertas del templo hasta que terminan cerrándose.

¿Qué opina de la tradición de ser presentador y al año siguiente pregonero?

Es complicado, ya que es el único pueblos, que yo conozca, en el que sucede esto; habitualmente siempre únicamente se nombra al pregonero.

Creo que tiene ventajas e inconvenientes. La ventaja claramente es que tienes más tiempo para preparar el pregón y para pensarlo. Este año Germán García González, será mi presentador, por lo tanto, tiene mucho tiempo para su preparación. Y el inconveniente es que la persona, al saberlo con tanta antelación, le entra la duda si aceptarlo o no. Piensas mejor las cosas.

También dentro de las ventajas, una vez aceptado el cargo, cuando preparas tu presentación y haces la introducción a la Semana Santa y presentas al pregonero de ese año, vas atesorando vivencias y anécdotas que te valen para coger tablas sobre el escenario.

De nuevo otro año más nos encontramos con un pregonero de la antigua Tertulia la Mudá, habiendo sido también Exaltador el año 1996 ¿Cómo recuerdas aquellos momentos?

Muy entrañable todos los recuerdos de aquella juventud, donde te vaciabas en esa exaltación en la iglesia. Aquel pregón juvenil, llegó a causar más expectación que el del Consejo de Hermandades de nuestro pueblo y eso se sentía con mucho entusiasmo.

Se vivieron momentos muy intensos, intensos porque todos veníamos de diferentes grupos jóvenes y aportábamos nuestra energía. Años en los que se produjo el boom de los grupos jóvenes, en los que todos estábamos implicados. Exaltaciones de los primeros años recuerdo las de Francisco Zaa y Rafichi. Siempre andábamos de reunión de aquí para allá preparando eventos e inventando. Fueron años muy bonitos.

Yo particularmente sentí nervios. También el recuerdo mi abuelo, que recientemente había fallecido, me inundaba, pues para mí fue muy emotivo esa parte dedicada a él, ya que iba asociado a la Virgen de los Dolores de San Roque. Instantes de nervios y tensión, incluso recuerdo que Javi Balbuena me recogió de mi casa, para llevarme a la iglesia; parecía que iba a casarme. Aquel día, Manuel Pipallo fue el primero que me felicitó porque era el encargado del sonido y me pillo al ir a beber agua.

Se me vienen a la cabeza las caras de mis familiares y amigos, momentos entrañables que jamás se olvidan. Todo eso lo vives con mucho cariño.

Ahora ¿existe mucha más responsabilidad?

Sí, porque es el Pregón de la Semana Santa de Arahal y además hemos madurado en el tiempo. Con más arrugas y canas ves las cosas de otra manera.

En aquella exaltación de la Tertulia Cofrade la Mudá tenía 22 años y con un buen grupo de amigos que te apoyaba, se vivía con mucha intensidad, como lo hacía la Tertulia la Mudá. Recuerdo que se preparaba la copa de vino, no se tenía hora y la satisfacción era en todos los sentidos. Por supuesto tenías otra perspectiva del paisaje. Ahora se ven las cosas con otra madurez ya que soy padre y he retomado otros recuerdos que tenía olvidados. Antes el miedo al ridículo no existía, te imponía que la iglesia pudiera estar llena pero eran más nervios que otra cosa. Tus amigos estaban allí y eso era mucho.

Y los miembros que faltan de aquella tertulia ¿Piensas que también podían ser pregoneros de nuestro pueblo?

Por ejemplo, el primero que se me viene a la cabeza es Gustavo Lobato Muñiz que yo en aquella exaltación presenté, persona que escribe a menudo y tiene libros publicados; sinceramente lo echo en falta. También Manuel Saborido Bernabéu (alías Pipallo) también lo echo mucho en falta, aunque digan los allegados que se ha retirado de la Semana Santa. En aquella época hizo muy buena exaltación y sé que tiene don de palabra.

Se me vienen nombres como Salvador Olmedo, Rafichi, Antonio Jesús Jiménez, Paulino, el actual presidente del Consejo.  Son personas que lo viven y seguro que tendrán su forma de pregonar nuestra Semana Santa en un día no muy lejano.

¿Cómo ve a las Hermandades en actualidad con el paso de las décadas? ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

No, hoy día las hermandades viven una época dorada. No ha sido un camino de rosas y se ha pasado mucha penuria hasta llegar al momento actual. El otro día, en la presentación de los actos del 75 Aniversario de la llegada a la Hermandad de la Misericordia de la Santísima Virgen de los Dolores, escuchamos los allí presentes, las épocas de decadencia por las que pasó la hermandad, años que se llevó sin salir a la calle, una pequeña nómina de hermanos nazarenos y problemas con las bandas. Hoy día, afortunadamente, no ocurre nada de eso y todos hemos asistido al despegue de nuestra hermandades.

Es cierto que, en la actualidad,  se ha perdido algo de esencia, ya que cuando nosotros éramos pequeños, al llegar la cuaresma, la vivíamos con una intensidad enorme y simplemente había Semana Santa en esos 40 días. Hoy tenemos Semana Santa todo el año. Recuerdo que íbamos corriendo por ese coleccionable de El Correo, que se publicaba el Viernes de Dolores, así como aquellos primeros y anhelados vídeos. Hoy día tenemos la facilidad de decir:“vamos a meternos en YouTube” y ahí lo podemos ver todo, sea en verano o en navidad.

Pongo también el ejemplo de las hermandades de barrio de Sevilla ya que años atrás muchas de ellas, en su escudo, la pobreza la tenía por bandera y en el presente solo hay que mirar esas hermandades para ver la enjundia y el empaque que tienen.

El padre de mi señora, ha vestido muchos años a la Virgen de la Angustias, de la Hermandad de la Esperanza y una vez me comentó, que no me podía ni imaginar los encaje de bolillos que hacía para ir a Sevilla y ver cómo estaban vestidas las Vírgenes. Hoy no tienes ese problemas pues lo miras por internet y en un momento sabes cómo están vestidas todas.

En la actualidad se vive un boom en todo: hermanos costaleros, hermano nazarenos, música. Afortunadamente.

¿Necesitan las hermandades juventud en sus juntas de gobiernos, es seguro el relevo generacional que viene?

Yo creo que sí, pues cada vez veo más personas comprometidas y más juventud en las Juntas de Gobiernos de las hermandades. El relevo generacional creo que es seguro y evidente. Pongo el ejemplo de la Hermandad de la Esperanza, que es la que más puedo llegar a conocer, pues la media de edad ronda unos cuarenta y poco años; antes eran todos más mayores.

También tenemos a la vista tenemos el Consejo de Cofradías de nuestro pueblo, cómo es y cómo era.

Ya que te meneas bien por el mundo de las letras ¿Hay algún pregón de nuestro pueblo que te haya marcado?

Se me viene a la cabeza, por tema sentimental, el de Antonio Brenes. La vida da muchas vueltas y recuerdo que Antonio hizo el pregón con ese ángel de su madre revoloteando entre las letras, para mí fue emotivo.

Otro pregón que me gustó por la manera en que lo dijo fue Manuel Fernández Fuentes, un pregón dicho de una manera muy flamenca, ya que todos sabemos que a Manuel le gusta mucho el flamenco, aquél pregón fue de los últimos que se dijeron en el Cine Cervantes.

¿Nos sorprenderá la marcha que elija el Sr. pregonero para el pregón?

No será de las tradicionales, podríamos decir, pues será una pieza más actual, de las últimas composiciones que conocemos hoy en día. Es una marcha que me llena.

¿Te denominas más rancio o más folclórico en el gusto musical ?

Soy más alegrito en el gusto musical, me gusta mucho Esperanza Macarena, Candelaria y Campanilleros. Aunque nunca renuncio a “La Madrugá” o “Amargura”.

¿Crees que influyen en las Juntas de Gobierno las opiniones tanto críticas como halagadoras que aparecen en los medios de comunicación en nuestra cultura cofrade?

Si, hoy día influyen mucho los medios de comunicación y nada más tenemos que ver como la red social Facebook hizo cambiar el cartel de Feria del Verdeo en su 50 edición. Aun recuerdo lo que se formó en la Salida Extraordinaria de la Virgen de las Angustias, un 22 de junio de 2013. Más actual, en las navidades pasadas se formó un revuelo con la Asociación de Belenistas de Sevilla pues también causó gran polémica el cartel que al final editaron. Sí,  influyen mucho, y muchas veces de manera negativa.

¿Las Hermandades dejan de hacer algo por el miedo a la repercusión en los medios de comunicación?

¿Miedo al qué dirán?, Sí seguro, ¿que dejen de hacer algo?, yo pienso que lo dejarán muy bien hilvanado para que se diga lo menos posible, dejando las cosas muy atadas. Hoy día se mira todo, pues te hacen un traje en un momento y además en tiempo real. Actualmente puedes hacer algo y darle difusión publicándolo en las redes. Al momento está en todos lados y borrar una noticia en internet cuesta mucho una vez que ya haya sido difundida. Por eso si hila muy fino a la hora de publicar una noticia o un acto.

Vivimos en la era de las nuevas tecnologías y hay que lidiar con eso. 

¿Qué le parece la labor que hace el portal web Arte Sacro en red desde el 2004?

Daros la enhorabuena por estar ahí durante tantos años y ser el candelero de la información cofrade cada día. Es una labor encomiable la que hace este portal, para tenernos informados en esta eclosión de la Semana Santa. Igual ha sucedido en otros medios de comunicación, pues no es una cosa aislada, pero todos sabemos que Arte Sacro fue el primer medio que se dedicó exclusivamente al mundo cofrade.

Hoy día, las hermandades realizan actividades durante todo el año, en sus diferentes ámbitos, y Arte Sacro se actualiza los 365 días del año, en los cuales podemos encontrar noticias de actualidad en el mundo cofrade.

Hay personas que visitan asiduamente este tipo de portales webs, las veces que se quieran en semana para ver los artículos que más nos gustan.

¿Crees que existe la colaboración necesaria entre las Hermandades y la Iglesia de nuestro pueblo?

Sí, necesariamente ahora mismo todos tenemos el compromiso con una de las iglesias de nuestro pueblo porque se precisa la unión de todos para poder pintarla. Evidentemente las hermandades tienen que estar muy unidas para este proyecto, iglesia somos todos.

La Iglesia y las hermandades, junto a los grupos parroquiales, van todos de la mano.

¿Qué eliminarías de la Semana Santa y que potenciarías?

Yo eliminaría de una forma genérica, en el mundo de las hermandades los dichoso banquitos que nos podemos encontrar en medio de cualquier calle en Semana Santa. Viví hace un par de años unos momentos muy complicados en la Plaza del Salvador de Sevilla por culpa de ellos. Veo falta de respeto, decoro y de civismo de las personas que hoy en día van a disfrutar de la Semana Santa, lo que me lleva a la conclusión de que se ha perdido mucho por el camino. Los banquitos en la capital están haciendo estragos, sobre todo en las zonas de confluencia y aglomeración de personas pues impide el paso ¿nos imaginamos que surja una situación de emergencia? con lo peligroso que son esos atascos que se producen.

Intentaría eliminar o moldear el mundo del costalero. No en fondo sino en su forma. Son necesarios en las hermandades pues son un grupo homogéneo que sienten la hermandad, que la viven y aportan muchas cosas buenas. Pero el protagonismo que han alcanzado en la actualidad es demasiado. Pueden transformarse en un grupo de presión muy grande que remueven juntas, quitan y ponen capataces. No creo que sea el camino. Al igual que los nazarenos son hermanos, hacen penitencia y tienen un enorme privilegio al llevar a sus titulares sobre sus hombros, rezando a su manera. Ir más allá es pasarse.

Potenciaríamos… estudiar la falta de afluencia de las personas a los cultos. Recuerdo en mi adolescencia encontrarme en las funciones principales de nuestras hermandades, las iglesias siempre estaban llenas, cosa que hoy en día no ocurre. ¿Cuál es el motivo? Habría que estudiarse más a fondo.

En Semana Santa potenciaría, por ejemplo, cambiarle el horario a la estación de penitencia de la Sagrada Entrada en Jerusalén para que saliera por la mañana. Años antes, donde no se tocaba tanto el término de "feligresía" el Domingo de Ramos lo podíamos vivir en Arahal con la procesión de palmas desde la Iglesia de San Roque a la Parroquia, procesión que hoy en día sale de la Iglesia del Santo Cristo. Yo potenciaría todo eso un poco más, salir todos desde la Iglesia de San Roque hacia la Parroquia con un gran cortejo de niños portando las palmas y tras de ellos el paso de la Sangrada Entrada en Jerusalén para hacer la misa en la parroquia. Luego montar el cortejo de la cofradía para salir de vuelta. De esta manera creo sinceramente que potenciaríamos mucho más el Domingo de Ramos en nuestro pueblo.

Potenciar también la posibilidad de que salga Jesús Resucitado de la Ermita de San Antonio, cada vez son más los hermanos y fieles que piden que esto suceda.

Que pronto veamos a Nuestro Padre Jesús de la Salud saliendo desde la Iglesia de la Victoria de nuestro pueblo. Sería un regalo para los sentidos y el mundo cofrade en general.

También potenciaría tener un Sábado Santo en Arahal, donde poder disfrutar en condiciones de una hermandad que llevo tantos años sin ver en condiciones como la Hermandad del Santo Entierro.

Un Cristo…Mi Cristo de la Esperanza

Una Virgen… Mi señora de las Angustias, aunque se me viene a la cabeza la Virgen de los Dolores de la Hermandad del Santo Entierro, por aquella añoranza, de la mano de mi abuelo, que me llevó a conocerla y jamás la olvido. Si pudiera elegir dos, ella sería por supuesto la segunda aquí en Arahal. Y en Sevilla soy hermano de la Hermandad del Gran Poder, ese es mi Cristo. Y una Virgen, sería la Virgen de la Amargura. Aunque me encanta la Macarena.

¿Eres mas cristófilo o Mariano?... Cristófilo

Un momento de tu semana santa… No perderme el misterio de la Hermandad de la Amargura, pase lo que pase. Para mi es esencial, ese racheo, ese conjunto en general no puedo perdérmelo cada año. Y por supuesto el cortejo entero de mi hermandad de la Esperanza.

Una calle para ver cofradías… Me gusta la calle Doctor Gamero mucho y el entorno de la Iglesia Santa María Magdalena, Plaza Ntro. Padre Jesús Nazareno, calle Iglesia y Plaza Ntra. Sra. de las Angustias antigua Cruz de los Caídos, este entorno me encanta tanto la ida como la vuelta de las hermandades.

Una Marcha… Candelaria del Maestro Manuel Marvizón.  Marcha que elegí para la presentación el pasado año del pregonero.

Un deseo para la próxima Semana Santa… Que salga todo bien, que el clima nos acompañe, que se recupere un poco la cordura, la educación y a ver si no pasa nada en Sevilla este año. Que los experimentos del Martes Santo sean las puertas para abrir nuevos ensayos para los años venideros; lo mismo, la carrera oficial que conocemos hoy en día, dentro de diez años no tiene nada que ver. Se están haciendo pruebas y hay nuevas hermandades que están llamando a las puertas.

En resumen es, que salga todo bien y estas pruebas que se están empezando a hacer, sean satisfactorias.

Unas palabras para terminar… Gracias por esta entrevista, en la cual, me he encontrado muy a gusto y se me ha pasado el tiempo volando. Me lo he pasado muy bien recordando algunos temas y respondiendo a algunas preguntas, aunque otras me han costado bastante, porque hay cosas que nunca me había planteado en serio, como la pregunta de "quitar y poner".

Deseando que llegue el pregón pero sin prisas, viviendo el momento. Estoy disfrutando mucho de este año y espero que lo que he plasmado en el papel, lo sepa transmitir y sea capaz de hacer llegar a la gente lo que yo he vivido. Estoy seguro que muchos de los que estén sentados ese día en el Teatro Municipal habrán vivido instantes muy parecidos a lo que pregonaré.

Os doy la enhorabuena y os animo a seguir con la entrevista al pregonero de cada año, estáis haciendo una excelente labor cofrade.

Llegar aquí, donde nos encontramos, para hacerme la entrevista, y ver los recuerdos colgados en las paredes de la habitación es revivir aquél Bar Cofrade La Mudá, que regentaba el amigo y componente de Cofrades de Arahal Julio Gómez Illanes. Un bar que estaba situado al final o al principio de la calle corredera, según donde nos pusiéramos a pensar, allá a mediados de la década de los años 90 y que durante 10 años marcó el rumbo de los cofrades de este pueblo.

Para mí, esta entrevista ha sido una gran inyección de moral, con buena música rancia. Ha sido un placer estar aquí con vosotros y como bien me comentasteis en su inicio, más que una entrevista ha sido una tertulia, una forma más abierta de entrevistar, donde el entrevistado se siente más cómodo y puede abrir más su corazón. Lo malo de esto lo tiene el redactor, el amigo Fran Granado, que después tiene que transcribir lo hablado.

Desde ARTE SACRO, te deseamos; al igual que tú antes nos has comentado que tu pregón se basará mucho en los recuerdo y en todo lo que engloba la palabra "tiempo", que vivas cada instante de esta cuaresma que en el día de hoy abrimos sus puertas como únicos, ayudarás a subir a su paso al Cristo de la Misericordia y al Cristo Yacente después de su Vía Crucis, estarás en primera fila alumbrando en la subida de Ntro. Padre Jesús Nazareno y tu Cristo de la Esperanza. Vivirás muchos momentos entrañables, los cuales, poco a poco se le están dando a la figura del pregonero en nuestro pueblo, y por supuesto, toda la suerte del mundo para el próximo 18 de Marzo en un abarrotado Teatro Municipal.Aprieta fuerte ese atril, llénanos a los presentes de tus gestos cargados de oraciones y abre un año más las puertas de nuestra Semana Santa, la tuya, la de tu pueblo de Arahal.

Foto: Fran Granado








Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.