Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los Difuntos
  • jueves, 21 de noviembre de 2019
  • faltan 136 días para el Domingo de Ramos

El IAPH restaura una de las obras más desconocidas de Valdés Leal


Arte Sacro. La Consejería de Cultura, a través del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), acaba de finalizar la restauración de la 'Santísima Trinidad', obra pictórica realizada entre 1670 y 1672 por Juan de Valdés Leal (Sevilla, 1622-Sevilla, 1690), uno de los grandes artistas del Barroco. La pieza, que se conserva en una de las dependencias del monasterio de franciscanas de Santa Clara de Montilla (Córdoba), es prácticamente desconocida para el público no experto, pero presenta un alto valor artístico.

En marzo de 2006, la prensa cordobesa se hacía eco de la identificación por parte de un grupo de investigadores de la Universidad de Córdoba de un importante lienzo de Juan de Valdés Leal. La pintura, hallada en el convento de clausura franciscano de Montilla, había sido considerada hasta entonces como pieza anónima del siglo XVII.

Un año después, la Santísima Trinidad llegó a los talleres del Centro de Intervención del IAPH para su restauración. Los primeros exámenes realizados sobre la pieza pronto pusieron de manifiesto que no presentaba grandes cambios cromáticos producidos por restauraciones anteriores, ni tampoco problemas de estabilidad en el soporte y bastidor. Estas constataciones han permitido adoptar unos criterios de intervención mínima y actuar con una finalidad preferentemente conservativa.

Los estudios previos, habituales en todos los procesos de intervención del IAPH, consistieron principalmente en la aplicación sobre la obra de luz normal, rasante y ultravioleta, además del análisis químico de muestras extraídas. Los resultados posibilitaron un mayor conocimiento de los materiales constitutivos de la Santísima Trinidad, documentar su estado de conservación y, por supuesto, determinar los posteriores procesos de restauración.

De este modo, la fase de tratamiento se centró principalmente en la conservación del soporte y de la película pictórica. En cuanto al soporte pictórico, fue necesaria la colocación de bandas perimetrales para reforzar los bordes del lienzo y permitir el montaje en su mismo bastidor, previamente resanado y protegido, controlando la correcta tensión de la tela.

Asimismo, la fijación de estratos pictóricos, limpieza superficial de la capa de color, estucado de pequeñas y numerosas lagunas de preparación y, por último, la reintegración cromática y barnizado han sido los tratamientos realizados en la película pictórica.

Además de la obra pictórica, resulta de gran interés el marco que posee el cuadro, original del siglo XVII, con talla de rocallas y decorado con corladuras sobre pan de oro. La pieza corresponde al clásico marco español denominado en los documentos de la época como de 'juguetes'. Los tratamientos de restauración del marco han consistido en la fijación del oro, eliminación de repintes, reposición y talla de piezas decorativas, estucado de lagunas y reintegración cromática.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.