Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • jueves, 29 de septiembre de 2022
  • faltan 185 días para el Domingo de Ramos

Visitamos el Taller del imaginero Antonio Labrador Jiménez


 Arte Sacro. Hemos visitado recientemente el taller en Guillena del imaginero sevillano Antonio Labrador Jiménez, trianero y hermano de la Esperanza de Triana y de la Divina Pastora, entre otras hermandades. Sus inicios como imaginero los realizó en el taller de Arteaga, gran escultor sevillano con taller en el barrio de Triana.

Artesacro: Antonio ¿cómo es que te has venido a Guillena?

Antonio Labrador: La verdad es que la fuerza obliga, y aquí en Guillena, además de la tranquilidad y la luz que tengo en el taller, los costos son más económicos que en Sevilla capital.

A: ¿Qué es lo más reciente que has acabado?

A.L.: Pués acabo de terminar la hechura de una imagen dolorosa de la Virgen, mi primera dolorosa, en estilo barroco de la escuela sevillana de los siglos XVII y XVIII, donde resalta la expresión en el tallado de la imagen, con una policromía pálida realizada a base de veladuras al óleo con lo que se obtienen matices nacarados, con lo que se conjugan el impacto y la conmoción del espectador que toda obra devocional debe combinar para ser vehículo de transmisión de la Fé cristiana.

A: ¿Qué materiales has utilizado?

A.L.: He utilizado madera de cedro en su totalidad y la imagen mide 1,70 m. Los ojos van en cristal al igual que las lágrimas, realizadas exprofeso para esta imagen, al igual que las pestañas realizadas con pelo de malta.

A: ¿Qué destino tiene esta talla?

A.L.: No responde su hechura a ningún encargo previo, ha sido la necesidad que tenía de realizar una imagen de la Virgen, así que de momento no tiene destino concreto en la actualidad.

A: Antonio ¿qué trabajos has realizado anteriormente?

A.L.: Cabe destacar los cuatro Evangelistas que realicé para las esquinas del paso del Divino Perdón de Alcosa y que se estrenaron en 2009.

A: ¿Qué nos puedes contar sobre una talla réplica de la Esperanza de Triana que quiero recordar realizastes?

A.L.: Efectivamente, en marzo de 2010 realicé una réplica de Nuestra Señora de la Esperanza de Triana, para la Fundación Nao Victoria, que fué bendecida por Monseñor Asenjo en el Galeón Andalucía antes de su partida para la Exposición Internacional de Shangai de 2010 y que constituyó parte del pabellón de España. Como dato curioso te puedo contar que la imagen fué desembarcada en el puerto de Manila, ocupando un lugar preferente en la Catedral de la capital filipina para presidir el día de la Virgen de los Marineros, merced a la petición del cardenal arzobispo de Manila, Gaudencio Rosales, al presidente de la Fundación Nao Victoria, Juan Salas Tornero, quién hizo posible que una devoción sevillana viajara junto a la tripulación del galeón miles de millas para reencontrarse con un país hermano.

A: ¿Qué otras esculturas podemos mencionar dentro de tu obra como más importantes o más significativas?

A.L.: Para mí es muy significativa e importante la talla que realicé de un Niño Jesús para la Real Parroquia de Santa Ana de Triana, que fué bendecido en las Navidades de 2010, y viene desde entonces formando parte del Belén que se monta en dicha Parroquia con la imagen de la Divina Pastora en el presbiterio de la misma junto con un San José de talla completa.

A: Por último y nunca mejor expresado, ¿Qué tienes entre manos actualmente?

A.L.: Varias cosas, entre ellas una reproducción a pequeña escala de un Cristo que procesiona en Córdoba y una talla de medio cuerpo de Cristo, por encargos particulares.

A: Pués muchas gracias por tu acogida en tu taller y te deseamos que las cosas te vayan todo lo bien que te mereces.

A.L.: Gracias a vosotros por visitarme y aquí teneis las puertas abiertas para cuando creais oportuno.

Fotos: Pedro Merino










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.