Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • sábado, 24 de octubre de 2020
  • faltan 155 días para el Domingo de Ramos

La procesión de la Virgen del Rosario de las Siete Palabras el 1 de noviembre, solemnidad de Todos los Santos


Arte Sacro. Una fecha algo inusual para qué procesione una imagen con la advocación del Rosario, pero desde el 1 de noviembre de 1755, la hermandad del Santo Crucifijo y Nuestra Señora del Rosario de la parroquia de San Vicente Mártir tomó esa decisión y todo tiene su explicación:

Como todos sabemos esta sagrada imagen es la patrona de la feligresía de San Vicente Mártir y corría el año de 1755, llegó el 1 de noviembre día de Todos los Santos y la tierra empezó a temblar en toda Sevilla, eran las 10 de la mañana aproximadamente, el tiempo se hizo eterno durante algunos minutos, suficiente para provocar la ruina de al menos 300 casas y sufrir daños otras 5.000, falleciendo que se  conozcan al menos 9 personas. Mientras los habitantes de Sevilla veían aterrorizados la catástrofe que se estaba produciendo, en la collación de San Vicente los daños fueron ínfimos y no se produjeron ni heridos ni ninguna muerte, los feligreses se habían encomendado a su patrona la Virgen del Rosario y Élla hizo el milagro de salvaguardar a sus convecinos.

Evidentemente nos estamos refiriendo a los efectos que en Sevilla produjo el famoso y destructivo terremoto de Lisboa que llegó a casi destruir la capital de Portugal y produjo cerca de 90.000 fallecidos en Lisboa, 10.000 en Marruecos y 1.000 en España.

La hermandad del Rosario pasado este cataclismo decide conjuntamente con el clero parroquial y los feligreses agradecer a Nuestra Señora del Rosario la protección que trajo sobre el barrio y así nace el celebrar la función a la Virgen y la salida procesional el 1 de noviembre día de la Solemnidad de Todos los Santos.

En el libro de “Protestación de fe”, del que adjunto sus dos primeras hojas, que conservamos en nuestro archivo del año 1861, se hace referencia en su preámbulo a este hecho que hoy relatamos y donde se recogen estas palabras:

“Nos el Clero y hermandades del Santísimo Sacramento y ánimas benditas, Cristo Crucificado y María Santísima del Rosario de esta Iglesia del Señor San Vicente Mártir, juntos en este día con el fin de dar a Dios muy rendidas gracias por habernos libertado de los estragos del terrible Terremoto, con que nos amenazó en este mismo día del año pasado de 1755, cuyo beneficio misericordioso reconoce nuestra piedad, fue también efecto de la soberana protección de la Benignísima Virgen María, a quien venera nuestra devoción con el muy sagrado título del Rosario: en testimonio de nuestro reconocimiento, y para cumplir el juramento que hicimos de renovar públicamente todos los años el voto que tenemos hecho de defender el piadosísimo Misterio de la Inmaculada Concepción de la misma Bienaventurada siempre Virgen María, con el más profundo rendimiento, y caridad fervorosa nos presentamos ante el Divino acatamiento y la presencia de esta Agustísima Señora.”

Una tradición que tuvo épocas en la que se cumplía y otras en que la función y la procesión no se realizaban en este día especial, pero que en los últimos tiempos hemos querido recuperar y que queremos que se mantenga, siempre en el recuerdo de aquellos que fueron protegidos del azote de aquel terremoto y que se encomendaron a la excelsa madre de Dios en su advocación del Rosario.

Nota: Como todos conocéis la hermandad del Rosario se funda en San Vicente Mártir en el año de 1672, se fusiona posteriormente con la del Santísimo Sacramento y Ánimas en 1947 y en 1970 con las Siete Palabras.

Fotos: Archivo Hdad de las Siete Palabras y Fco Javier Montiel










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.