Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Pascua
  • sábado, 17 de abril de 2021
  • faltan 358 días para el Domingo de Ramos

De Bordados. Presentado el nuevo manto del Rosario de Granada realizado en los talleres de García & Poó de Sevilla


 J. A. de la Bandera. Este es el manto que se verá este año en la Semana Santa granadina, es una prenda hecha con mucho cariño y con todo el amor que el taller sevillano de "García Poó" pone en todo lo que hace, tanto si es una prenda grande como pequeña.

Este manto es una obra cuyo dibujo lo hizo antes de fallecer el gran maestro sevillano Manuel Guzmán Bejarano, el cual está inspirado en un talla de madera en el que era un magnífico maestro.

Esta realizado sobre terciopelo rojo, siendo este el color del Rosario. El manto consta de dos partes, una formada por todo el centro y la otra por la cenefa que rodea todo el contorno. Ambas van separadas por un galón tejido a mano siguiendo la técnica antigua, donde cartulinas de diferentes cortes, redondos y rectangulares, se van cubriendo con el hilo de oro elegido, en este caso liso.

En el  candelieri o línea central del manto, figuran dos juegos de ángeles con cabezas de marfil, alas bordadas en jiraspes de sedas, unos en color celeste y otros en rosa, y van sueltas o voleás para darle un mayor realce. En el centro se encuentra el ancla, muy vinculado a esta Hermandad, al que se han añadido detalles en hojilla, sobre él se encuentra la corona real, bordada al realce con piedra de colores. Todo este conjunto se encuentra inserto en una gran cartela, tejida a mano siguiendo el punto del ladrillo. En la parte más inferior, hay otra cartela mucho más pequeña en la que se puede leer el lema “Reina y Madre del Rosario”.

 Esta gran obra tiene una gran profusión de flores de distintas clases, todas ellas tejidas a mano en oro, pero con puntadas dadas en colores de seda, perfiladas con lentejuelas y con hilo de oro moteado.

También tiene grandes conjuntos frutales de distintos tamaños, en los que se pueden apreciar uvas, naranjas, manzanas, guinda, melocotones y, pos supuestos, “granás”. Todas ellas están realizadas en jiraspes  o en oro, pero siempre predominando su color natural.

Los puntos empleados en el bordado del manto han sido zetillo, ladrillo, media onda, puntita, cartulina, mosqueta, hojilla, etc., y realizados con los diferentes tipos de hilos de oro que se fabrican, como la hijuela, liso, moteado, muestra, aguas, torzal, etc., en oro fino.

En todo momento se ha llevado el dibujo tal y como lo dibujó el señor Bejarano, del más puro estilo barroco, que se aprecia en la gran cantidad de hojas, todas distintas unas de otras, y la gran cantidad de cuernos de la abundancia de las que cuelgan las cascadas de frutas y flores.

Como culminación de la obra, la prenda ha sido perfilada con un encaje de oro fino de los llamados “de concha” hecho a mano.

Fotos: Joaquin Corchero Arcos.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.